Kansas, Estados Unidos.

Decirle adiós a la Primera División del fútbol hondureño para el Platense, ha significado un duro golpe para sus aficionados, esos que crecieron adorando esos colores, los que nunca se irán y siempre serán parte de esta historia en las buenas y las malas.

Uno de los que creció amando profundamente a los tiburones porteños es Roger Espinoza, el mediocampista del Sporting Kansas City de la MLS y bimundialista con la Selección de Honduras, con pesar se refirió a la situación de los escualos.

“Es lamentable, es muy triste, he pasado al tanto de toda la situación, los jugadores al final se enfocaron y dieron todo, se hizo un gran esfuerzo, pero no ajusto y con ello, descendió un club histórico de Honduras. Estoy optimista de que la liga aumentará a 12 equipos sus afiliados, ojalá eso pase y si no, nos tocará trabajar muy fuerte para regresar a la Primera División”, enfatizó Roger Espinoza, uno de los más reconocido seguidores de Platense y oriundo de Puerto Cortes.

El exseleccionado nacional no ocultó su tristeza ante la partida del Tiburón del máximo circuito, si reconoce el gran esfuerzo de los jugadores, quienes nadaron contra la corriente hasta el último momento, para luego morir en la orilla. Sus valoraciones son importantes y deben tomarse en cuenta por parte de la familia selacia, que en estos momentos sufre este duro golpe.

“No me molestó en lo absoluto, pude ver que los jugadores dieron todo, sé que Platense es un club que no es considerado de los grandes, que no dispone de muchos recursos económicos, en ligas de primer nivel a nivel mundial han descendido equipos muy grandes y eso es parte del fútbol. Triste si estoy, este equipo es la razón al 100% por el cual yo juego fútbol, crecí viéndolos en primera y me ilusionaba jugar en el equipo de mi ciudad, tuve el privilegio de crecer viendo a un club modesto, con grandes jugadores que clasificaron a mundiales”, señalo el porteño.

De esas figuras que formaron parte de la historia de Platense ¿Cuáles admiraste?

“Hay un sin fin de jugadores que vistieron la camiseta que me inspiraron, por mencionarte algunos: El panameño Ricardo James, Abel Rodríguez, Rambo de León, Edgar Álvarez, Juan Manuel Cárcamo, los hermanos Robel y Roberto Bernárdez, futbolistas históricos como Anthony Laing, Domingo Drummond, el mismo Costly con quien compartí en la Selección, a la mayoría de ellos no los conocí, pero siempre les seguí los pasos y deseaba ser como ellos. Ojalá Platense vuelva, como club le hemos aportado mucho al fútbol nacional”.

Durante pláticas que hemos sostenido, usted mencionaba que su sueño era terminar su carrera deportiva jugando en Puerto Cortes ¿Todavía existe ese deseo de jugar con Platense?

“Yo no descartaría eso, uno no puede decir nunca, siempre he sentido un profundo amor por Platense, porque en el Puerto y desde niño, crecí jugando fútbol en las calles y todo era muy bonito, era muy seguro, vivía con alegría. Iba al estadio y siempre se llenaba, esos recuerdos son motivo de felicidad, era muy feliz, esas memorias son invaluables y ya sea que estén en primera, segunda o tercera división, siempre sentiré orgullo por el club, uno no sabe dónde va a parar en esto del fútbol y no tendría ningún problema de algún día volver al Puerto, donde fui tan feliz”.