26/09/2022
12:14 AM

Más noticias

Seattle Sounders acaba con la hegemonía mexicana goleando a Pumas y se corona campeón de la Concachampions

El equipo de la MLS goleó 3-0 a los Pumas y se proclamaron en la vuelta de la final de la Concachampions.

Seattle, Estados Unidos.

El Seattle Sounders de la MLS venció este miércoles por 3-0 a los Pumas UNAM de México en la vuelta de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf (global 5-2) y acabó con 16 años de reinado mexicano en la competición.

El peruano Raúl Ruidíaz, con dianas en los minutos 45 y 80, y el uruguayo Nicolás Lodeiro (88) brindaron al Sounders su primer triunfo en el torneo y lo convirtieron en el primer equipo estadounidense en clasificar al Mundial de Clubes de la FIFA.

Pumas no se pudo reponer de la decepción del juego de ida, cuando Seattle remontó un 2-0 con dos penales convertidos por Lodeiro, y el miércoles sucumbió en la olla a presión del estadio Lumen Field, que batió un récord de asistencia en el torneo con 68.741 espectadores.

El equipo universitario, que dirige el argentino Andrés Lillini, había sido el último equipo mexicano en caer en una final del principal torneo de clubes de Concacaf, en 2005 ante el costarricense Saprissa.

La afición del Seattle Sounders armó una gran fiesta en su estadio para la gran final de la Concachampions.

El título culmina una trayectoria de éxitos del Sounders, campeón de la MLS en 2016 y 2019 y subcampeón en 2020.

Ruidíaz, ganador de dos títulos de goleo en el fútbol mexicano con el Morelia, y Lodeiro fueron clave en la mayoría de esos éxitos y este miércoles fueron sustituidos en el descuento para que se llevaran una gran ovación del Lumen Field.

El arquero suizo Stefan Frei, elegido MVP (Jugador Más Valioso) del torneo, también tuvo una actuación decisiva en la final para neutralizar las opciones de Pumas, que vinieron de las botas de su delantero argentino Juan Ignacio Dinenno y el brasileño Diogo de Oliveira.

Seattle es el tercer equipo estadounidense en levantar el trofeo después del DC United (1998) y el Los Angeles Galaxy (2000), que lo hicieron cuando el torneo se denominaba Copa de Campeones de Concacaf.

“Estamos mejorando” como liga, declaró el mediocampista internacional estadounidense Cristian Roldán, que celebró el trofeo junto a su hermano y compañero Alex.

El peruano Raúl Ruidíaz fue la figura de la final con su doblete ante Pumas.

“Para nosotros ganar este torneo es muy especial. Ojalá nuestra liga siga mejorando y esperemos que más equipos de la MLS lo ganen”, afirmó Roldán, de padre guatemalteco y madre salvadoreña.

- Ruidíaz y Lodeiro deciden -

El partido comenzó con grandes sobresaltos para Seattle, que en solo 29 minutos había perdido por lesiones al lateral Nouhou Tolo y al brasileño Joao Paulo, uno de sus más importantes creadores de juego.

Por el brasileño ingresó Obed Vargas, una promesa estadounidense de apenas 16 años de familia mexicana.

Empujado por su apasionada afición, Seattle llevó el peso del partido desde el inicio creando peligro con internadas del extremo estadounidense Jordan Morris.

Sin que se registrara ninguna gran ocasión en ambas áreas, Seattle Sounders se avanzó al borde del descanso con un centro desde la izquierda a Xavier Arreaga, que cedió de espaldas para que Ruidíaz disparara a la red.

El uruguayo Nicolás Lodeiro celebró de manera eufórica su anotación en la final.

Pumas trató de reaccionar a la vuelta del vestuario y Dinenno, el máximo goleador del torneo con nueve dianas en ocho partidos, estuvo cerca del empate con una falta directa que rozó la escuadra de Frei.

En el 65, el arquero suizo volvió a salvar a Seattle al despejar un cabezazo a bocajarro de Diogo de Oliveira.

Con la escuadra mexicana volcada en el campo rival, Sounders tuvo vía libre para que su trío estelar sentenciara la eliminatoria al contragolpe.

En el 80, Morris irrumpió en el pico del área derecho, cedió al centro para Lodeiro que, de primer toque, habilitó en la izquierda a Ruidíaz para que colocara el 2-0.

El propio Lodeiro, ex mediapunta de Ajax, Corinthians y Boca Juniors, logró su tercer gol en esta final al remachar un disparo al palo de Jordan Morris, dando paso al gran festejo en Seattle.