Tegucigalpa, Honduras.

La Fiscalía Especial de la Mujer presentó un requerimiento fiscal contra el futbolista Brayan Beckeles y Samuel Caballero, este ya retirado, por el delito de desobediencia a la autoridad en perjuicio de la administración pública en casos diferentes.

Los jugadores fueron denunciados por su esposas por supuesta violencia doméstica, y el juez que conoció el caso determinó un mes de trabajo comunitario para ambos, pero ninguno cumplió con esta sentencia.

“La Fiscalía Especial de la Mujer presentó requerimiento fiscal contra Brayan Bekecles y Samuel Caballero, ambos por suponerlos responsables por el delito de desobediencia a la autoridad en perjuicio de la administración pública', comentó Lorena Cálix, portavoz del Ministerio Público.

'En ambos casos a estos jóvenes fueron denunciados, en ese sentido el juez impuso la sentencia que corresponde entre ella trabajo comunitario por un mes, y la misma fue incumplida por los futbolistas, por eso la fiscalía se ha visto obligada a presentar dicha desobediencia”, detalló.

Según los registros, la denuncia contra el ex defensor Caballero se dio el pasado 26 de marzo mientras que la de Beckeles el 29 de abril.