San Pedro Sula, Honduras.

Real España se puso en ventaja en el clásico sampedrano ante Marathón con un penal a favor que se dio apenas a los 36 segundos de haber comenzado el juego.

El lateral Carlos Mejía ingresó al área y el contención Mayorquín de los verdes derribó al jugador aurinegro, por lo que Said Martínez de forma inmediata sancionó el penal.

Ramiro Rocca a los tres minutos cobró la pena máxima y su lanzamiento fue al centro por lo que engañó al portero Denovan Torres.