Londres, Inglaterra.

El exfutbolista francés Patrice Evra, que fue internacional francés y jugador de Manchester United o Juventus, afirmó el viernes que fue víctima de abuso sexual cuando era adolescente.

En una entrevista concedida al Times con motivo de la publicación de su autobiografía, Evra, que tiene ahora 40 años, precisó que fue abusado sexualmente cuando tenía 13 años.

Apuntó que ha sido mucho más difícil revelar lo ocurrido a su madre que hablar de ello en la autobiografía o en una entrevista.

“Evidentemente, se quedó muy impactada”, explicó al diario británico. “Fue un momento difícil para mí y todavía no se le conté a algunos de mis hermanos y hermanas, o a amigos cercanos”, añadió.

El defensa, nacido en Dakar, indicó que había decidido hacer público este asunto como forma de ayudar a otros niños o jóvenes en situación similar. “No busco que la gente se compadezca, es una situación difícil”, afirmó.

“Una madre no espera escuchar esas cosas de su propio hijo”, señaló. “Solo se lo he dicho ahora, que tengo 40 años. Fue un gran shock para ella, que se enfadó mucho”, apuntó.

Evra indicó que su madre le había dicho que no debía incluir ese abuso en el libro ya que era algo “privado”.

$!Patrice Evra jugó en el Manchester United.

“Pero yo le respondí que no era por mí, sino por otros niños. Entonces me respondió que OK, que lo comprendía”, indicó.

Con los años, cuando Evra jugaba en el Mónaco, la policía le interrogó por una investigación existente contra su maestro, pero no reveló su experiencia, algo de lo que acabaría arrepintiéndose con el paso de los años. No obstante, ahora ha decidido abrirse y contar el calvario que vivió de niño desde una perspectiva que nada tiene que ver con el rencor. “El odio nunca estará en mi corazón. No odio al profesor que abusó de mí. Esa es la parte loca de todo este asunto. Y no quiero que la gente sienta lástima”, asegura.

Evra no presentó denuncia contra su agresor, que según contó era uno de sus profesores. “Lo primero que mi madre me dijo es que si no lo hacía, ella lo haría, que si estaba todavía vivo ella lo iba a matar. Pero yo he enterrado esto tan profundo dentro de mí que no he pensado en presentar denuncia”, afirmó.

Evra añadió que cuando tenía 24 años y jugaba en el Mónaco había recibido una llamada de la policía en relación a su presunto agresor, pero que entonces fue incapaz de explicar qué le había ocurrido.

“Vivir con esto es uno de las cosas de las que más arrepiento porque habría podido ayudar a mucha gente”, lamentó.