Varsovia.

La selección de los Países Bajos no falló en su visita a Varsovia y se jugará el oase para la fase final de la UEFA Nations League el próximo domingo con Bélgica, tras imponerse este jueves por 0-2 a Polonia.

El duelo no tardó en complicarse para los neerlandeses que a los seis minutos de juego vieron como el centrocampista Teun Koopmeiners tuvo que abandonar aturdido el terreno de juego tras golpearse cabeza con cabeza con el polaco Karol Linetty.

Pero ni siquiera resintió el plan de juego del conjunto “oranje” que a los doce minutos de juego a punto estuvo de adelantarse en el marcador en una llegada al área de Daley Blind, que no acertó a rematar en condiciones un sensacional pase de Steven Berghuis.

No falló cuatro minutos más tarde, en el 16, el atacante Cody Gakpo, que estableció el 0-1 al culminar una fantástica triangulación entre el delantero del Barcelona Memphis Depay y Denzel Dumfries.

Si Depay fue fundamental en el gol de los Países Bajos, menos protagonismo tuvo su compañero en el conjunto azulgrana, el delantero polaco Robert Lewandowski, que no pudo prolongar su excelente racha goleadora en el campeonato liguero.

De hecho, Lewandowski, que llegaba a la cita tras firmar ocho tantos en los últimos cinco partidos del campeonato español, apenas llegó a inquietar en la primera mitad al guardameta Remko Pasveer, que a sus casi 39 años debutó este jueves con la selección “oranje”.

Un gris panorama en ataque para el conjunto polaco que cambió por completo con la entrada al inicio del segundo tiempo con la entrada del delantero Arkadiusz Milik, que dispuso a los 53 minutos de una inmejorable ocasión para devolver las tablas al marcador.

Pero el delantero del Juventus italiano no acertó a enviar a las redes un magnífico pase de Przemyslaw Frankowski que puso el vértigo a una contragolpe iniciado por el jugador del Nápoles Piotr Zielinski.

Países Bajos se medirá el próximo domingo en Amsterdam con Bélgica.

Para entonces los Países Bajos ya jugaban sin Memphis Depay que tuvo que abandonar el choque a los siete minutos de la segunda mitad, aquejado de molestias musculares en el muslo izquierdo.

Una baja que no acusó el conjunto neerlandés que en el minuto 60 encarriló definitivamente la contienda con el gol de Steven Bergwijn, que estableció el 0-2 al culminar con un potente y preciso disparo cruzado una bonita combinación en el área con Vincent Janssen.

Resultado con el que los Países Bajos pareció dar por cerrada la contienda en espera del duelo que le medirá el próximo domingo en Amsterdam con Bélgica, a quien los de Louis van Gaal ya vencieron por 1-4 el pasado mes de junio en Bruselas, y en el que neerlandeses y belgas se jugarán el billete para la fase final de la Liga de Naciones.

Ficha técnica:

Polonia: Szczesny; Bednarek, Glik, Kiwior; Frankowski (Bereszynski, m.79), Krychowiak, Linetty (Milik, m.46), Zalewski (Skoras, m.79); Szymanski (Klich, m.70), Lewandowski y Zielinski (Legowski, m.86).

Países Bajos: Pasveer; Timber, VanDijk, Aké; Dumfries, Koopmeiners (Berghuis, m.6/Taylor, m.75), Frenkie de Jong (De Roon, m.46), Blind; Gakpo; Bergwijn (Weghorst, m.75) y Depay (Janssen, m.52).

Goles: 0-1, m.14: Gakpo. 0-2, m.60: Bergwijn.