24/07/2024
03:17 PM

Nahúm Espinoza: 'He puesto mi cargo a disposición”

  • 10 noviembre 2012 /

El entrenador del Real España advierte que si se queda en el equipo, “debe haber cambios”.

Nahúm Espinoza no quiere hablar de la actitud de sus jugadores para no decir cosas de las que después deba arrepentirse. El entrenador buscó cambiar de tema en todo momento, pero al final se refirió al comportamiento de algunos de sus dirigidos en los juegos.

Espinoza fue claro: “Con el partido de ayer (el jueves) quedó demostrado que Real España debe fortalecerse. Si continúa así, no aspira a nada. Ya se lo dije a Mateo Yibrín (presidente del club). Este debe ser un equipo que aspire al título y los jugadores deben saberlo. Eso ya no es negociable, por lo menos conmigo no. He puesto mi cargo a disposición. La sabe el presidente Yibrín”.

Real España perdió 3-1 contra Victoria, un equipo que durante el torneo ha tenido problemas con pagos retrasados y cuenta con un presupuesto menor que el de los aurinegros, pero se encuentra en el segundo lugar.

En ese choque tenía la posibilidad de asegurar el boleto al repechaje y aspirar al segundo lugar, que da un boleto directo a las semifinales. Sin embargo, con la derrota necesita algunas combinaciones para meterse en el repechaje, algo que molestó a Espinoza.

“El encuentro contra Victoria me tiene muy dolido. No he querido hablar mucho porque puedo decir cosas que puedo lamentar. Los jugadores se merecen consideración a pesar de todo. No creo que ninguno haga las cosas a propósito. Hay cosas que deben replantear algo antes de cada partido”, señaló.

Al consultarlo acerca de la posibilidad de continuar en el equipo en el siguiente torneo, Espinoza mantuvo la posición clara de buscar reformas en el equipo. “Si seré una piedra en el camino, mejor me aparto”, aclaró. “Pero si sigo, seguro que vamos a tomar otras decisiones”.

Resumió las acciones en el torneo. “Contra Motagua fue regular, igual frente a Savio, bien frente a Marathón y Choloma, excelente contra Olimpia y ahora mal contra Victoria. No puede ser que en tres días el equipo cambie tanto. Debe haber un compromiso sin temor al éxito. Si no lo hago, es porque no soy bueno”.