03/10/2022
06:58 AM

Más noticias

Manuel Keosseián adelanta su futuro: “Quizás esta sea mi última o penúltima temporada”

Manolo habló en entrevista lo que puede esperar la afición Verdolaga del equipo, además fue claro sobre su futuro y el retiro cada vez se acerca más.

San Pedro Sula, Honduras

Con 68 años de edad, Keosseián está listo para el retiro, tal como lo ha confirmado. A los 16 años inició jugando fútbol como profesional en Primera División de Uruguay, por lo que ha tenido una trayectoria de 52 años en el fútbol.

Desde 1985 comenzó su carrera como entrenador y afirma que no hay mejor manera de despedirse que trabajando con Marathón, un club especial en su vida.

“Yo me siento parte de Marathón, a mí siempre me han tratado con mucho cariño, más allá de que como todo entrenador uno tiene sus polémicas, pero siempre me han tratado bien, más que nada, digo en lo cotidiano, en lo diario, cuando uno se encuentra gente en la calle, en el café o en el supermercado, siempre ha sido con mucho respeto y mucho cariño, verdaderamente me siento muy cómodo, me gusta como es el hondureño, me gusta el trato, la persona de bien, la humildad que tienen...”, destacó Keosseián.

“Ahora estoy feliz de estar en Marathón, como se lo he comentado a los muchachos, quizás esta sea mi última o penúltima temporada, uno nunca dice la última, pero sí, quizás sea ya la despedida, puede ser la última etapa y lo quiero hacer con el profesionalismo de siempre, con el cariño de siempre hacia la institución y tratando con la gente que trabajamos, de hacer un buen torneo, un buen equipo y como siempre la exigencia del equipo: pelear por el título”, reveló el DT uruguayo.

¿Se retira del fútbol? ¿cuáles son sus planes?

“Sí, seguramente estoy más cerca de retirarme a pesar de que me siento bien, pero todo tiene una etapa, todo se termina. Sinceramente te lo digo, con la verdad, tuve alguna otra propuesta, pero dije que el equipo como para despedirme tenía que ser Marathón, donde tengo amigos y donde deportivamente las cosas me han salido bien, para mí sería una buena despedida irme de Marathón, irme del fútbol activo como entrenador, y lograr el título sería maravilloso”.

¿Cuando salió del Olimpia pensó que podía regresar pronto al fútbol hondureño?

“Claro que lo imaginé, lo pensé y lo estuve deseando, lo de venir a Marathón a hacer el campeonato donde me retire, parece mentira, pero la fuerza de la mente lo puede todo, en mi mente estaba que quería venir a Marathón, se dieron las condiciones y aquí estamos trabajando duro, en equipo, priorizando mucho a los jóvenes de Marathón, tienen una camada de jugadores jóvenes que estuvieron en la Sub-20 y que han debutado en primera, algunos como titulares ya. Queremos fortalecerlos con algunos jugadores de experiencia, queremos armar un equipo que dé la batalla a todos, sabemos que no será fácil; hay clubes bien armados, que vienen de hace tiempo. Nosotros quisimos potenciar al equipo, sobre todo en la parte defensiva y no se pudo. Como siempre le he dicho a los jugadores, directivos y ahora se lo digo a la afición, a Marathón van a venir los que quieran venir, los que quieran estar. No quise tener jugadores que tenían mucha duda en venir, este no va a ser un equipo de estrellas, va a ser un equipo de gente comprometida con el club, quizás sin nombres importantes, pero si será un equipo que va a dejar todo en la cancha”.

¿Qué ha cambiado en Marathón desde aquel equipo del 2006, a este que tiene actualmente en la que será su última etapa, qué quiere dejarle?

“Quizás lo que cambió fue que en mi llegada había un equipo base, jugadores que estaban consolidándose y después terminaron siendo baluartes en el equipo. Quedó la base de ese equipo, después vino Mario Beata, “El Pescado Bonilla... Todos jugadores muy fuertes. Este Marathón actual está conformando una estructura para lo que va a ser el futuro, creo que desde hace mucho tiempo, en una Selección Sub-20, que está muy cerca de la mayor, Marathón ha tenido tres jugadores que han sido titulares (Isaac Castillo, Jeyson Contreras y Odín Ramos), esto te da una pauta de que puede ir conformándose ese equipo que vaya logrando acercarse a lo que fue el Marathón de antes, que empezó a ganar títulos.

Desde el 2009, han pasado 13 años, 26 campeonatos y Marathón ganó uno solo. Esto quiere decir que no se ha podido conformar ese grupo compacto que ya tenía antes. Me da la impresión que nosotros vamos a potenciar a estos jóvenes con jugadores de experiencia”.

¿Qué se puede esperar de Marathón en este torneo?

“Por eso mi mensaje para la afición es que tengan paciencia, Marathón va a armar un equipo para pelear el campeonato y no siempre pelear el campeonato significa tener nombres, sino que armar un equipo con identidad de Marathón, este club siempre tuvo un equipo con mucha identidad, es lo que estamos buscando nosotros, un equipo donde todos nos respeten y ninguno quiera jugar contra nosotros, que sea un equipo incómodo, estamos trabajando y estoy seguro que lo vamos a lograr.

Pero hay que tener paciencia y también que la afición, el entorno, tiene que ser positivo, si no es así, eso se transmite al grupo. Ojalá la gente comprenda, tenga paciencia y que sepa que van a ver jugadores jóvenes nacidos en el club que van a ser importantes y que los que ya han venido están comprometidos con lo que estamos armando. No tenemos nombres, pero tampoco es que no tenemos nada, hemos reducido el plantel”.

¿Reducir el plantel fue decisión suya o fue algo más administrativo?

“Fue decisión mía, precisamente por lo que te digo, quiero potenciar más a los jóvenes y rodearlos en determinadas posiciones en el campo, que eso me llevó a reducir el plantel, se fueron 10 u 11 jugadores y muy buenos todos ellos, de mucha trayectoria, pero creemos que era importante darle oportunidad a los jóvenes, como a estos tres chicos que estaban en la Selección Sub-20, son jugadores importantes”.

¿Qué pasó con el fichaje de Clayvin Zúniga?

“Era una de las incorporaciones y él tomó la decisión de irse para otro país por lo que no va a ser contratado”.

¿Está esperando otros refuerzos?

“Hay ahí un par de posibilidades, pero también está complicado, pero si no viene nadie más, vamos a pelear con lo que tenemos, vamos a ocupar el apoyo de la gente. Te lo digo porque yo a la gente de Marathón la conozco de toda la vida. Es una afición que es fanática del club, a veces algunos tiran malas vibras y muchos se contagian. Tiremos buenas vibras, hay que apoyar”.