Manchester, Inglaterra

Con cinco debutantes en su once inicial, el Manchester City se repuso a un gol en contra del Wycombe Wanderers (6-1) para pasar de ronda en la Copa de la Liga inglesa.

Pep Guardiola ya avisó DE que pondría sobre el campo a muchos jugadores jóvenes y así lo hizo. La defensa fue totalmente inédita, con CJ Egan-Riley, Finley Burns, Luke Mbete y Josh Wilson-Esbrand, todos ellos de 18 años, y en el centro del campo situó a Romeo Lavia, centrocampista belga de 17 años.

Y el City pagó la inexperiencia en los primeros minutos, cuando el Wycombe, de la League One (tercera categoría del fútbol inglés), se puso por delante gracias a Brandon Hanlan. Pero aparecieron los veteranos para sacar las castañas del fuego.

Los de Guardiola tenían mucha calidad arriba y cuando salió a relucir, el Wycombe no pudo hacer nada. Kevin de Bruyne y Phil Foden, que tenían que coger ritmo, marcaron, y Riyad Mahrez, con un doblete, y Ferran Torres sellaron el triunfo. Se unió al ‘set’ de los Sky Blues Cole Palmer, de 19 años.

El City, que no pierde en esta competición desde 2016, accede a octavos de final.