TEMAS DESTACADOS:
Burdeos, Francia.

Un mermado Girondins de Burdeos encajó este viernes su novena derrota en la Ligue 1 tras perder en casa 0-1 contra el Olympique de Marsella, en la jornada 20 del campeonato francés, un resultado que complica al equipo de Alberth Elis en su lucha por mantener la categoría.

Los bordoleses llegaban muy debilitados a este partido por las infecciones de Covid-19 en su plantel, motivo por el cual había solicitado el aplazamiento del choque, aunque sin éxito. El encuentro se disputó además a puerta cerrada.

Elis jugó de titular y disputó los 90 minutos en el estadio Matmut Atlantique. El delantero hondureño lo intentó, pero le costó y no encontró asociación en el ataque del Burdeos.

Un solitario tanto del turco Cengiz Under en los minutos finales de la primera mitad permitió al Marsella romper el “maleficio” que le perseguía en sus visitas al campo del Burdeos, donde el Olympique no ganaba en el campeonato liguero desde hace 44 años.

Alberth Elis disputando el balón con el defensa francés del Marsella, William Saliba.

El Girondins no pudo impedir el triunfo de un Marsella, que no vencía en Burdeos desde el 1 de octubre de 1977. Cuatro décadas de frustraciones a las que los del argentino Jorge Sampaolí parecieron dispuestos a poner fin desde el pitido inicial, adueñándose por completo de la posesión del esférico.

Un monopolio del balón al que el Marsella sumó alguna que otra clara ocasión como la que protagonizó a los 12 minutos de juego el central croata Duje Caleta-Car, que vio como su remate se estrellaba en el poste.

Aunque finalmente el gol del triunfo del Olympique llegó en un error del portero local Benoit Costil que entregó la pelota a Cengiz Under para que el atacante turco estableciese a los 38 minutos el definitivo 0-1.

Un marcador que el Marsella pudo ampliar en la segunda mitad, pero ni Under, ni el centrocampista Matteo Guendouzi acertaron a batir al guardameta del Girondins.

Falta de acierto que no impidió a los de Jorge Samopaoli no sólo ya romper el maleficio que perseguía al conjunto marsellés en Burdeos, sino que le otorgó tres puntos que sitúan al Olympique en la segunda plaza de la clasificación.

El delantero hondureño saltando a cabecear la pelota.

Eso sí, muy lejos del líder, el París Saint-Germain que aventaja en diez puntos al Marsella a falta del encuentro que los del argentino Mauricio Pochettino disputarán el próximo domingo en el campo del Lyon.

Por su parte, el Burdeos, decimoséptimo clasificado con 17 puntos, podría verse relegado a los puestos de descenso si el Metz logra vencer el domingo al Estrasburgo.

La semana ha sido una pesadilla para el Girondins de Burdeos, cuyos esfuerzos para aplazar el partido de este viernes fueron en vano.

Días antes había vivido otra experiencia similar, cuando su duelo de dieciseisavos de final de la Copa de Francia no fue aplazado el pasado domingo pese a tener 23 bajas -21 por positivos de Covid-. El Burdeos terminó eliminado al caer claramente (3-0) con el Brest.