Toma, Italia.

Valerio Marinacci nació en Roma, Italia pero a través de sus venas recorre sangre hondureña en herencia genética de una de las personas que cataloga importante en su vida: su abuela materna que lleva por nombre Cristiana.

En las últimas horas, el nombre de Marinacci ha vuelto a resonar al ser convocado por el primer equipo de la Lazio para su gira de pretemporada que hará por Austria.

Para el lateral izquierdo de 19 años que se considera catracho, esta será una oportunidad de oro para convencer a Maurizio Sarri y hacerse de un lugar en la plantilla.

Grupo OPSA contactó al juvenil y en corto se refirió a esta experiencia que puede darle un giro a su carrera después de haberse formado en el equipo de primavera.

“Es un gran honor jugar con campeones de cierto nivel. Es muy difícil, pero está bien intentarlo”, dijo Valerio Marinacci.

La abuela materna de Valerio Marinacci es hondureña.

QUIERE DEFENDER EL ESCUDO DE LA H

Desde su aparición hace al menos tres años, el juvenil no ha escondido su deseo de jugar para Honduras, todo en honor a cumplir el sueño de su abuela materna.

Me gustaría tener la oportunidad por primera vez. Jugar para Honduras sería una fuente de orgullo y haría feliz a una de las personas más importantes para mí”, cerró.

¿Qué dicen las leyes de Honduras sobre la nacionalización?

Esta motivación de Valerio lo ha asomado a las puertas de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras para promoverse en alguno de los microciclos Sub-20, pero a través del tiempo que ha transcurrido no se ha concretado.

Lo cierto es que la Constitución Política de la Republica De Honduras, establece en claro los dos criterios (Nacimiento o Naturalización) para optar por la nacionalidad hondureña y Valerio Marinacci no cumple con ninguno debido a que nació en Italia, al igual que sus dos padres.

La naturalización sería la opción más viable para jugar con Honduras, sin embargo, eso implicaría vivir en territorio catracho, según el artículo

“Los demás extranjeros que hayan residido en el país más de tres (3) años consecutivos”, se lee en el artículo 24 del capítulo 1.

Hoy el camino para vestir los colores blanco y azul parece poco probable, pero Valerio ha demostrado con tanto orgullo y pasión su deseo arraigado en hacerlo realidad mientras busca llegar hasta la Serie A.