20/02/2024
01:12 PM

‘Mango’ Sánchez: “Fue mi sueño; regalarle una casa es algo pequeño”

Carlos Sánchez le obsequió a su madre una casa y recordó lo duro que fue su infancia y el arduo trabajo que ella ponía para llevar el sustento a casa.

Tegucigalpa, Honduras.

En la mayoría de los casos los hijos buscan retribuir un poco del amor y el esfuerzo que los padres hacen durante muchos años para sacarlos adelante, un claro ejemplo de ello es el enorme gesto de Carlos ‘Mango’ Sánchez con su madre al regalarle una casa en la comunidad de Mezapa, Atlántida.

Al jugador del Olimpia no le importó gastar sus ahorros por el amor infinito que le tiene a doña Hilda Suazo que por un tiempo sufría los embates de las inundaciones por la zona inestable que vivía en su el departamento de Atlántida.

Futbolista del Olimpia pide matrimonio de manera curiosa

“Desde que yo me fui convirtiendo en futbolista profesional ese fue mi sueño. Yo me propuse trabajar fuerte para regalarle una casa a mi mamá con el sudor de mi frente. Hoy me siento feliz y orgulloso por haber podido lograr este objetivo de recompensar un poco de lo mucho que mi mamá hizo por mí. Ella siempre ha estado conmigo en las buenas y las malas”, expresó con mucha emoción el lateral izquierdo de los leones a Diario LA PRENSA.

Y continuó: “Esto solo es un poco de todo lo que ella me ha dado porque regalarle una casa es algo pequeño para todo lo que mi mamá hizo por mí y mis seis hermanos (cuatros varones y dos mujeres)”.

El ‘Mango’ contó que siempre se ha mantenido trabajando, pero llegó un momento en su vida cuando se dio cuenta que ya podía ejecutar el propósito planteado de años.

“Yo desde que comencé a jugar he estado ahorrando fuerte mi dinerito para que un día se cumpliera lo de ayudar a mi madre de esta forma, pero todo tomó mayor forma cuando llegué al Olimpia, haber llegado aquí ha sido algo lindo. Yo siempre le prometí a Dios que iba a trabajar fuerte y que si me hacía campeón de Liga Nacional y de la Liga Concacaf iba a iniciar con ese proyecto, ya a la fecha hemos ganado tres campeonatos seguidos, y todo el dinero que he percibido con los premios y todo los bonos los invertí en la vivienda”, relató el jugador de 33 años.

Carlos “Mango” Sánchez contó detalles de su dura infancia y todo el trabajo que hizo para poder obsequiarle la casa a su madre.

Sánchez reveló que siempre vivieron en una aldea llamada Samar Choros y por años sufrían con las inundaciones y cada vez el lugar era menos habitables, por eso tomó la decisión de sacar a doña Hilda de la comunidad para alquilarle una casa en Mezapa, Atlántida, esto durante varios años.

El jugador merengue recordó lo duro que fue su infancia y el arduo esmero que ponía su madre al ser una mujer soltera por llevar el sustento a casa.

“Nunca fue fácil porque somos una familia humilde y mi madre siempre fue una mujer luchadora. A pesar de que fue una mujer soltera con seis hijos por mantener nunca se rindió, nunca se quejó y nunca nos abandonó. Trabajó fuerte para que en la mesa tuviéramos arroz y frijoles, eso para mí no tiene precio. Al llegar al lugar de la vivienda y decirle: ‘mamá esta casa es suya’”.

Señalan al “culpable” del ridículo del Motagua ante Saprissa

El destacado momento fue luego del partido que Olimpia derrotó 3-1 al Vida en La Ceiba. El equipo regresó a la capital, pero ‘Mango’ pidió un permiso especial al cuerpo técnico para viajar a su pueblo. El lunes la fue a traer a donde ella alquilaba y la llevé a su nueva casa.

Carlos Sánchez expresó que hoy en día comprar una casa es hacer un esfuerzo inmenso, pero para al hacer algo para su no hay límites. “El gasto de una casa es grande hermano, no tienes idea, se me han ido todos mis ahorros, mis sueldos y todos los premios que he ganado ahí se han quedado, pero cumplirle la promesa a mi madre no tiene precio, el dinero con trabajo se puede recuperar. La satisfacción que sintió ella no tiene precio”.

--Más de Carlos ‘Mango’ Sánchez--

No esperaba llegar al Olimpia: “Cuando salí del Motagua y luego llegué al Vida trabajé como siempre lo he hecho y nunca esperé poder llegar a Olimpia porque ya tenía 30 años porque en los equipos grandes siempre buscan jóvenes, pero gracias a Dios se me dio la oportunidad y ahora que estoy en Olimpia estoy más que feliz y espero poder seguir muchos años más aquí poniendo disciplina y esmero”.

Habló del retiro: “Me gustaría quedarme en Olimpia hasta mi retiro, pero esto es de rendimiento, estar aquí es de mucha exigencia porque todos los años tienes que ganar títulos. Yo en lo personal trabajo con mucha entrega para dar lo mejor de mí siempre.

Luego del fútbol estoy analizando si voy a buscar convertirme en entrenador o me voy a dedicar a otra cosa. Ahorita no pienso en eso porque me siento en condiciones para seguir en el fútbol”.

Su vida personal: “Soy mejor persona que futbolista porque siempre he tratado de ser solidario con los compañeros dando lo mejor dentro y fuera de la cancha para ser ejemplo para los más pequeños. En la vida es importante ser buena persona”.

Choco Lozano anota curioso gol en paliza de 12-0 del Getafe