Barcelona, España

Llegó la fecha. Este viernes se acaba el mes de junio y Dembélé no ha renovado con el Barcelona. Tampoco ha anunciado que haya llegado a un acuerdo con ningún equipo. Por increíble que parezca, se ha quedado libre.

El vínculo que une al francés con el Barcelona está por expirar. Aunque lleva negociando con el equipo azulgrana desde antes de que acabase 2021, no ha llegado a un acuerdo para la renovación. Ha tenido ofertas de los catalanes sobre la mesa, pero nunca ha llegado a aceptarlas al entender que tiraban demasiado por lo bajo.

Está por ver qué pasa ahora con su futuro. En el Barcelona todavía no descartan su continuidad. Que acepte esa oferta que hasta ahora no le satisfacía. Por si acaso, los culés tienen un as en la manga: Raphinha. El brasileño es la alternativa que se han guardado por si Dembélé, finalmente, decide marcharse.

Por su parte, Ousmane también tiene sus alternativas. Está por ver si está dispuesto a elegir alguna o simplemente eran faroles para tratar de presionar al Barcelona. Mucho se ha hablado del interés que Bayern de Múnich, PSG y Chelsea han mostrado por él. Si eso es así, ahora que ha quedado libre, no debería tardar en cuajar alguna de esas propuestas.

Para el Barcelona, el hecho de que Dembelé haya terminado contrato, no cambia nada. Los azulgranas no han variado su postura y no piensan mejorar su oferta. Por su parte, el entorno de Dembélé asegura que si no hay oferta más suculenta, no hay nada que hacer.