Tras el anuncio del atacante David Suazo, de que en enero se someterá a unas últimas evaluaciones, donde definirá si continuará o no en el fútbol profesional, la dirigencia del Olimpia trata de persuadir al deportista de que juegue para el club.

El Rey sampedrano de Ciudad Planeta que se formó en las ligas menores de los albos en esa ciudad (bajo las órdenes del ídolo olimpista Angel Ramón Paz), jugó 10 partidos en la campaña 98-99 con el Olimpia de Julio Gonzales e hizo cinco goles. Pero el día de su debut, en abril 18 de 1999 ante Motagua, un estadio Nacional repleto miraba cómo nacía la máxima estrella del fútbol hondureño.

Suazo anotó un gol y dejó atolondrados a los defensas del ciclón, que esa vez perdió por paliza 1-4.Fuentes ligadas al actual tricampeón del fútbol hondureño confirmaron que hay pláticas adelantadas para que la Pantera regrese al balompié nacional, tras casi dos años sin anotar un gol y tener pocos minutos, debido a sus reiteradas lesiones de muslo y rodilla, en equipos como Inter y Catania; en duda para renovar contrato con el León está el uruguayo Ramiro Bruschi, por lo que Olimpia ya estaría preparando la alfombra roja para que la Gacela retorne y se enriquezca el proyecto del tetracampeonato.

Pero, a la par de la propuesta que tiene de Honduras, el máximo goleador en una temporada del Cagliari tiene el dilema de su vida: o sigue jugando fútbol profesional o se decanta por seguir en Europa (lo quieren en Alemania e Italia, por ejemplo), llegar a la MLS (una proposición que no estaría siendo mal vista por su familia) o recalar finalmente en el mercado hondureño. Todo podría pasar