Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de la Comisión Nacional Pro Instalaciones Deportivas (CONAPID) han tomado una arriesgada decisión al autorizar el aumento de aficionados para el partido entre Motagua y Real España por la ida de las semifinanes del Torneo Apertura 2021 en el estadio Nacional.

El sector de populares del coloso capitaliano fue habilitado en su totalidad por parte de la CONAPID, una decisión que está siendo muy cuestionada ya que esa parte del escenario sigue sin ser reparada.

La Conapid ha quitado las láminas del centro y las pusieron pegadas al muro.

Los encargados de administrar el estadio Nacional corrieron las láminas que cubrían la parte de las graderías, una zona que está a punto de colapsar y que desde hace más de año y medio estaba cerrada debido a las grandes grietas que tiene.

Esta determinación de la CONAPID es un riesgo debido a que cuando los aficionados saltan en esa parte del estadio, las grietas se abren más y esto ocasiona un serio peligro para los seguidores.

El sector de populares del coloso capitalino fue habilitado por la Conapid.

La Liga Nacional determinó que el duelo se juegue con el 50% de hinchas en las gradas como ocurre en los partidos de Selección de Honduras, pero la CONAPID decidió reabrir esa zona del escenario deportivo.

Ingenieros de Conapid estuvieron haciendo estudios en el vetusto estadio Nacional y han determinado que era necesario demoler esa gradería, pues la estructura presenta graves daños. El estadio fue construido en la década de los 40 hace más de 80 años y no ha tenido remodelaciones por lo que la vieja estructura ha comenzado a ceder.

Las enormes grietas que hay en las graderías del Nacional.