24/05/2024
01:43 AM

Bayer Leverkusen salva su invicto con dos goles en tiempo de descuento

El Bayer Leverkusen de Xabi Alonso sigue invencible tras remontar 3-2 al FK Qarabag y clasificar a cuartos de la Europa League. Ya son 37 partidos esta temporada sin perder.

Leverkusen, Alemania.

Una locura se ha vivido este jueves en el BayArena. El Bayer Leverkusen de Xabi Alonso estuvo al borde del precipicio, a unos minutos de perder su largo invicto, pero dos goles del checo Patrik Schick en el tiempo de descuento evitó su eliminación y le dio una agónica remontada 3-2 contra el modesto FK Qarabag de Azerbaiyán para clasificar a cuartos de final de la UEFA Europa League.

El conjunto alemán estaba viendo frenada su racha de 36 partidos seguidos (37 con el de hoy) sin perder que llevaba hasta ahora, teniendo en cuenta todas las competiciones, algo que ningún club alemán de la élite había conseguido antes. Con la victoria de hoy, el balance es de 32 triunfos y 5 empates.

El humilde club originario de la región del Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán ya había sorprendió en la ida cuando se adelantó 2-0 en el marcador y el Bayer Leverkusen rescató el agónico empate en los últimos minutos del encuentro en Bakú.

El brasileño Juninho marcando el segundo gol del FK Qarabag en Alemania.

Este jueves en el BayArena, la historia se volvió a repetir. El FK Qarabag tomó la ventaja con un cabezazo del extremo francés Abdellah Zoubir tras un centro desde la banda derecha, en el minuto 58.

En el 63’, el árbitro inglés Anthony Taylor mostró una rigurosa tarjeta roja al defensa azerbaiyano Elvin Jafarguliyev por una leve agarrón contra Jeremie Frimpong cuando el neerlandés se escapaba solo en dirección a portería visitante.

Pese a estar con un hombre menos en la cancha, el FK Qarabag no se achicó en campo alemán y silenció el BayArena con el 0-2, obra del delantero brasileño Juninho después de un buen pase del montenegrino Marko Vesović, en el 67’.

La locura del checo Patrik Schick tras su doblete que dio la remontada y clasificación al Bayer Leverkusen.

Se metió en el partido el Bayer Leverkusen con la anotación de Jeremie Frimpong, llegando a empujar un centro del español Alejandro Grimaldo en el minuto 72.

Se llegaba al tiempo del descuento y el cuadro de Xabi Alonso estaba diciendo adiós a la competición continental. El sílbante añadió seis minutos al segundo tiempo e incluso dejó jugar más tiempo, que fue cuando los alemanes remontaron.

El FK Qarabag murió en la orilla, estuvo a minutos de lograr la gesta y dice adiós con la frente en alto.

En el minuto 92, Patrik Schick cazó barriendose un centro al primer palo para mandar la pelota al fondo de las mallas, con agonía ya que el portero del FK Qarabag alcanzó a tocarla, pero no lo suficiente para evitar el tanto.

Y en el 97’, el delantero checo obró el milagro con un cabezazo en el segundo poste tras un gran centro del argentino Exequiel Palacios.