Barcelona, España.

El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, y su agente, Rob Jansen, revalaron que el presidente del club, Joan Laporta, les pidió unos días para encontrar un nuevo entrenador durante el verano y en caso de no encontrar con el susituto adecuado, el neerlandés se mantendría en el banquillo.

“Nos habíamos llevado siempre bien y, entonces, el presidente me dice: ‘todavía tengo dudas. Necesitamos más tiempo y buscaremos otras opciones para el puesto de entrenador. No podemos aclarar nada más’”, dijo Koeman.

“El presidente es el presidente y está aquí para tomar decisiones. Le dije que me dijera que no soy lo suficientemente bueno para entrenar el equipo y que así podríamos acabar con aquella historia. Le dije: ‘Arréglalo si no me quieres. Hazlo. Pero no me dejes con esta incertidumbre diciéndome que saldrás a buscar otras opciones’”, apuntó el técnico en el documental en el Força Koeman.

Además, el representante denunció la “hipocresía del deporte de alto nivel”, pues Laporta, ante los medios, manifestó que continuarían juntos en el club y que son amigos.

“Laporta dijo que necesitaba dos o tres semanas para encontrar un nuevo candidato y que, si no lo encontraba, entonces Ronald podría continuar en el banquillo”, agregó.

“Era una decisión loca, fundamentada en nada. Basada sólo en sus sensaciones; una locura. Yo no volví a hablar con Laporta pero, afortunadamente, la gente que le rodea contribuyó a que Koeman se quedara”, concluyó.

Por su parte, Ronald Koeman explicó que le pidió a Laporta que fuese claro y que le expresara aquello que de verdad pensaba sobre él. “El presidente es el presidente y está aquí para tomar decisiones. Le dije que me dijera que no soy lo suficientemente bueno para entrenar el equipo y que así podríamos acabar con aquella historia. Le dije: ‘Arréglalo si no me quieres. Hazlo. Pero no me dejes con esta incertidumbre diciéndome que saldrás a buscar otras opciones’”.