Sídney, Australia.

El joven delantero Ansu Fati dio la victoria este miércoles al FC Barcelona 3-2 sobre el A-League All Stars, un combinado de jugadores de la liga australiana en Sídney.

Los azulgranas, impulsados por una multitud de aficionados, dominaron la primera media hora de juego y se adelantaron con un tanto de Ousmane Dembélé (34).

Pero, los All Stars se recuperaron con dos tantos en ocho minutos en el segundo tiempo, antes de que los de Xavi Hernández recuperaran el control con dos dianas de Adama Traoré y Ansu Fati.

“Creo que jugamos unos 90 minutos muy serios. Concedimos dos goles, así es el fútbol, pero luego nos recuperamos y ha sido una buena prueba para nosotros. Estamos muy orgullosos”, dijo Xavi.

Tras una temporada en blanco, Xavi viajó a Australia con todas sus figuras como el capitán Sergio Busquets o el francés Dembélé, que podría haber jugado su último partido de azulgrana.

Iba a ser una dura prueba para el equipo de Dwight Yorke, en su primera gran experiencia como técnico.

El Barça tomó pronto las riendas del encuentro con el joven Alejandro Balde poniendo a prueba al portero Filip Kurto (6).

Dembélé estuvo cerca de abrir el marcador y Gavi no pudo empalmar bien un centro de Dani Alves, mientras se sucedían las ocasiones visitantes.

El tanto llegó cuando Gavi cedió a Dembélé que batió a Kurto con un disparo cruzado (6).

Los All Stars se recuperaron en la segunda parte y Reno Piscopo hizo el tanto del empate apenas dos minutos después de volver del descanso (47).

Los australianos volvieron a sorprender a los azulgranas seis minutos más tarde con Adama Traoré --quien tiene el mismo nombre que el extremo del Barça-- culminando un rápido contraataque (53).

Por detrás en el marcador, el Barcelona reaccionó y el ‘otro’ Adama Traoré hizo el 2-2 con un fuerte disparo, que el portero Andrew Redmayne logró tocar, pero sólo para ver como entraba en su portería (72).

El joven Ansu Fati, apenas cinco minutos después de entrar en campo, hizo el 3-2 con un disparo cruzado tras casi quitarle el balón a su compañero Antonio Aranda (77).

El FC Barcelona cerró la temporada oficialmente con un triunfo ante combinado de Australia.

El conjunto australiano estuvo a punto de empatar, pero el disparo de Garang Kuol se estrelló en el palo a tres minutos del final.