02/03/2024
02:58 AM

Advertencia de Liga Nacional a directivos tras trifulca en Tocoa

La Liga Nacional advierte de sanciones a los dirigentes de clubes que se vean envueltos en zafarranchos como el ocurrido en Tocoa.

Tocoa, Honduras.

En vista de los últimos zafarranchos de directivos de algunos clubes del balompié hondureño, la Liga Nacional decidió poner un ultimátum a los dirigentes que vuelvan a ejecutar un acto bochornoso dentro del terreno de las acciones.

El ente deportivo de nuestra liga, compartió un documento a través de sus redes sociales, en el que explica lo que sucederá si vuelve a pasar una bronca como los que sucedieron en el Apertura 2022 y Clausura 2023.

Active su cuenta de registro para tener acceso a navegación ilimitada

"En atención a los hechos suscitados en las últimas jornadas de la presente temporada en que directivos y empleados administrativos de los clubes han provocado incidentes de suma trascendencia que afectan la imagen del campeonato oficial de la Liga Nacional en los juegos que actúan como locales, que se les recuerda y advierte que está terminantemente prohibido que ingresen o permanezcan dentro del perímetro del terreno de juego antes, durante y después de cada partido", dice el escrito de la Liga Nacional.

Además, menciona que los directivos que se mantengan adentro del campo de juego en el pleno desarrollo de un juego, serán insertados en el acta del comisario.

"El incumplimiento de esta disposición dará lugar a la inserción en el acta del comisario y sanciones disciplinarias de conformidad con el Código de Disciplina y de más normativa vigente", agrega.

El último incidente bochornoso tuvo lugar el reciente domingo, en la fecha 2 del Torneo Clausura 2023, donde Boris Elencoff, directivo de la Real Sociedad, se agarró a golpes con Mauro Reyes y los futbolistas aceiteros respondieron para defender a su entrenador.

El comunicado que lanzó la Liga Nacional tras la trifulca en Tocoa.

Otros de los casos más recientes es el zafarrancho entre Olancho FC y Marathón, en el que hubo lesionados, golpeados y hasta sangre en un partido que terminó en una batalla campal.

La Comisión de Disciplina castigó a los Potros con cuatro partidos de local sin afición.