San Pedro Sula, Honduras.

El reciente estrépito hondureño en el camino al Mundial de Catar 2022 ha dejado fisuras en el fútbol nacional que no se percibían desde hace varios procesos.

Futbolistas cuestionados, entrenadores cesados, afición escéptica, objetivos dispersos, dirigencia orillada al fracaso y dudas sobre el futuro han invadido el séquito de la Selección Nacional de Honduras.

Entre los legionarios, cuyas esperanzas se depositaban durante la doble fecha de las eliminatorias de la zona de Concacaf, está Bryan Róchez, delantero que milita en el Nacional de la segunda división de Portugal, quien no ocultó sus sensaciones posterior a la derrota en Costa Rica, el martes (1-2).

Optimista en su arribo a San Pedro Sula, tras la doble derrota (primero en casa contra Panamá, 2-3), el atacante dijo que estará “seguramente siempre dispuesto y orgullosos de representar a mi país”.

ANÁLISIS DE LA ACTUALIDAD

Da mucha tristeza, pero toca seguir trabajando y las alegrías pronto vendrán a la Selección”, dijo en cuanto al recorrido de la “Bicolor” en el proceso eliminatorio.

Cerca de 30 minutos disputados en San Pedro Sula contra Panamá, Róchez, a quien incluso los medios de comunicación locales apuntaban como titular esa noche, no bastaron para demostrar pinceladas de su buen momento en el fútbol luso.

Contra Costa Rica, en San José, el entrenador colombiano Hernán “Bolillo” Gómez optó por no hacerlo ingresar al terreno de juego. Róchez no ocultó su pesar por ello y el deseo de haber visto más acción, pero insistió: “Son decisiones y uno las respeta. Uno debe seguir trabajando y la oportunidad va a llegar siempre”.

CONVERSACIÓN CON EL ENTRENADOR

El surgido en Real España, que prácticamente fue borrado de las convocatorias por el predecesor de Gómez, Fabián Coito, declaró que el seleccionador colombiano “habló con el grupo y dijo que estaba contento con el trabajo hecho. Lastimosamente los resultados no se están dando y estamos tristes, pero alegres por lo mostrado”.

FUTURO

Honduras, que ha firmado el peor comienzo en una eliminatoria mundialista en su historia, después de ocho fechas (catorce en total), con apenas tres puntos, enfilará hacia compromisos que matemáticamente lo tienen casi excluido de la justa mundialista, que sería su cuarta histórica. A finales de enero y comienzos de febrero jugará una triple fecha, con dos localías frente a Canadá y El Salvador, más un cierre fuera de casa contra Estados Unidos.

El medio local agudiza la promulga de convocatorias sin futbolistas extranjeros o veteranos, con el objetivo de embalar y conceder experiencia a jóvenes promesas del fútbol local o a aquellos que hayan tenido pocos minutos previos, entre ellos, a Róchez, quien manifiesta estará “dispuesto” si el llamado llega.