Milán, Italia.

El AC Milan abrió este jueves su 2022 con un autoritario triunfo por 3-1 en San Siro contra la Roma del portugués José Mourinho y blindó su segunda posición en la Serie A, momentáneamente a un punto del líder Inter de Milán, que tiene un partido menos.

Tras cerrar 2021 con un 4-2 en el campo del Empoli, el equipo milanista de Stefano Pioli sumó otro valioso triunfo, esta vez a costa de la Roma, con goles del francés Olivier Giroud, de penal, el brasileño Junior Messias y el portugués Rafael Leao.

La Roma, que había recortado distancias con el 1-2 en la primera mitad gracias al inglés Tammy Abraham, sufrió su tercera derrota en las últimas seis jornadas y se quedó séptimo en la tabla, a seis puntos de los puestos de Champions, y con un partido más con respecto al Atalanta, cuarto.

Olivier Giroud abrió la cuenta con este lanzamiento de penal.

Todo ello, con dos expulsiones incluidas, al holandés Rick Karsdorp y a Gianluca Mancini, y con el duelo contra la Juventus fijado para el próximo domingo en el estadio Olímpico.

No pudo empezar mejor el partido para el Milan, que encaraba esta cita sin el marfileño Franck Kessié ni el argelino Ismael Bennacer, convocados con sus respectivas selecciones para la Copa de África.

A los 17 minutos ya llevaba una cómoda doble ventaja, conseguida gracias a una pena máxima transformada por Giroud y a un gol a placer de Junior Messias tras un disparo al poste del delantero galo.

Los jugadores del AC Milan celebrando el gol de Junior Messias.

La Roma recibió el 0-2 tras un grave fallo defensivo del brasileño Roger Ibañez y sufrió mucho ante el empuje del AC Milan, pero consiguió en el minuto 40 recortar distancias gracias a un remate de Lorenzo Pellegrini, tocado en el área de penalti por el inglés Tammy Abraham.

El 1-2 aumentó el nerviosismo en San Siro y no faltaron las polémicas, con el francés Theo Hernández y el holandés Rick Karsdorp que llegaron a enfrentarse con agresividad. Ambos fueron amonestados y esa amarilla terminó pasando factura a la Roma, que se quedó con diez hombres a quince minutos del final cuando Karsdorp vio la roja por una falta en el límite del área sobre Theo.

José Mourinho durante el partido contra el AC Milan en San Siro.

Antes de la roja, ambos equipos compitieron con agresividad y rozaron el gol. El meta francés Mike Maignan negó dos veces el gol al Roma con paradas de mérito a Pellegrini e Ibañez, mientras que la madera repelió el posible 3-1 del español Brahim Díaz y Alessandro Florenzi.

Acabó sobreponiéndose con mérito el AC Milan, que sentenció el choque con un rápido contragolpe para el definitivo 3-1 y que hasta pudo firmar el cuarto, de fallar Ibrahimovic un penalti en el último minuto.