Alemania denuncia haber recibido "insultos racistas" en el amistoso ante la Sub-23 de Honduras

Los alemanes abandonaron el juego cuando faltaban cinco minutos para que finalizara.

La selección alemana en el momento que se retiraba del juego ante Honduras. Foto Twitter @DFB_Team_ES.
La selección alemana en el momento que se retiraba del juego ante Honduras. Foto Twitter @DFB_Team_ES.

Tokio, Japón.

El amistoso que finalizó empatado 1-1 entre las selecciones Sub-23 de Honduras y Alemania ha desatado tremendo escándalo ya que los alemanes abandonaron el partido a falta de cinco minutos de finalizar el mismo.

En el conjunto alemán han denunciado que su futbolista Jordan Torunarigha recibió supuestamente "insultos racistas" por parte de un integrante del equipo hondureño que dirige el uruguayo Miguel Falero.

"Cuando uno de nuestros jugadores es víctima de abuso racial, seguir jugando no es una opción", señaló posteriormente de forma molesta Stefan Kuntz, exgoleador de Alemania que hoy se desempeña como DT del conjunto germano.

"¡La mejor decisión que se podía tomar", tuiteó el club de Torunarigha, el Hertha Berlin, sobre el abandono del terreno de juego del equipo alemán.

Por su parte en la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) señaló en sus redes sociales que la situación pasó por un mal entendido en el terreno de juego.

La Prensa