Países Bajos derrotó a Ucrania en un partido de infarto

La Naranja Mecánica y el cuadro ucraniano protagonizaron lo que es el mejor partido por el momento de la Euro.

Países Bajos derrotó a Ucrania casi sobre el final. Foto AFP. /

Holanda

La selección de Países Bajos se complicó la vida, pero terminó ganando 3-2 a Ucrania este domingo en su debut en la Eurocopa-2020 en Ámsterdam, una victoria que la coloca segunda de su grupo C.

Con la victoria en el Johan Cruyff Arena ante su público, en un encuentro en el que los neerlandeses dominaron ampliamente y se encontraron con un empate en dos jugadas aisladas, la selección de Frank de Boer se coloca segunda de grupo, por detrás de Austria, que se impuso por 3-1 a Macedonia del Norte, mientras que Ucrania es última.

El partido arrancó con un ritmo trepidante, con balones en ambas áreas y con el delantero Memphis Depay como hombre destacado de la selección naranja y el portero ucraniano Georgiy Bushchan como estrella de los suyos, con tres intervenciones clave.


000_9C34CN(800x600)Este fue el 11 titular de la selección de Países Bajos que logró la victoria ante Ucrania. Foto AFP.

Después del vendaval infructuoso de la primera parte, Georginio Wijnaldum inauguró el marcador para los holandeses tras el descanso (52). Abierta la lata, Wout Weghorst le emuló al poco (59) y parecía que se iba a producir una goleada local.

Nada más lejos de la realidad. Con un golazo de Andriy Yarmolenko desde fuera del área (75) y un cabezazo de Roman Yaremchuk (79) Ucrania lograba un heroico empate.

Fue remar para morir en la orilla porque inesperadamente, cuando atravesaba sus peores momentos en el duelo, Holanda se llevó la victoria gracias a un cabezazo de Denzel Dumfries (85).


000_9C36W8(800x600)Denzel Dumfries gritó a todo pulmón su gol que le dio la victoria a la selección holandesa. Foto AFP.

Los aficionados holandeses rindieron homenaje a Christian Eriksen, que el sábado sufrió una parada cardíaca en pleno partido de la Eurocopa, desplegando pancartas con mensajes de apoyo al danés, que en el pasado jugó en el Ajax de Ámsterdam.

La Prensa