Hijo de Martín Palermo logra acuerdo para jugar en el Marathón

Ryduan Palermo de 24 años de edad jugará en el fútbol hondureño en el Apertura 2020-2021.

Ryduan Palermo llega al Marathón procedente de la tercera división de México.
Ryduan Palermo llega al Marathón procedente de la tercera división de México. /

San Pedro Sula, Honduras

El Marathón sigue reforzándose para el inicio del torneo Apertura 2020-2021. Los verdes han llegado ya a un acuerdo para contar en sus filas con el delantero Ryduan Palermo, hijo del exdelantero y emblema de la selección Argentina Martín Palermo.

Diario LA PRENSA conoció en exclusiva que Ryduan llegó a un acuerdo para estar por un año con el equipo verde que dirige el estratega argentino Héctor Vargas.

En mayo, Vargas en exclusiva le reveló a LA Prensa sobre la posibilidad de traer a Ryduan y hoy, dos meses y medio después, se convierte en el refuerzo más sonado para el campeonato Apertura.

Palermo se convierte en el tercer refuerzo de los verdes tras la llegada del central Cristian Moreira y del zaguero uruguayo Mathías Techera, quien se unió al club sampedrano tras su etapa en el Vida.

PALERMO.58(800x600)
Ryduan de 24 años de edad es el hijo del exgoleador Martín Palermo y jugará en el Marathón de San Pedro Sula.

Carrrera del joven

Palermo no ha tenido la suerte de su padre, aunque comenzó jugando en las reservas del Club Estudiantes de La Plata y luego firmó su primer contrato como profesional con el Arsenal de Sarandí en 2017.

Ryduan Palermo nació en Argentina, tiene 23 años y se desempeña como delantero centro. Se formó en las fuerzas inferiores del Arsenal de Sarandí.

Pero tras pasar sin pena ni gloria, en agosto de 2018 es contratado en el Santiago Morning de la Primera B de Chile, aprovechando que su propio padre, se desempeña como entrenador de la Unión Española de la Primera División del mismo país y luego decidió probar suerte en México con los Coyotes de Tlaxcala de la tercera división.

El ariete argentino buscará levantar su nivel en Honduras ya que no ha tenido regularidad en sus últimos dos equipos.

La Prensa