'Chelato' Uclés sigue luchando por su vida

Su estado es de pronóstico reservado. “Nos dijo el doctor que si no lo entuba, esa misma noche hubiese fallecido”, dijo su hijo Francisco Herrera.

'Chelato' Uclés se encuentra internado en el Seguro Social de Tegucigalpa.
'Chelato' Uclés se encuentra internado en el Seguro Social de Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras.

El reconocido entrenador nacional José de la Paz Herrera (de 79 años) y conocido como 'Chelato' Uclés continúa internado en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Su salud es de pronóstico reservado a corto y mediano plazo.

El único entrenador hondureño en clasificar y dirigir en un mundial adulto, en España 1982, fue ingresado el jueves por la noche debido a una descompensación.

“El doctor nos dio cierta esperanza, el pronóstico era prácticamente de un 20% de vida. Parece que mejoró levemente, pero sigue inducido. Ayer (jueves) ya estábamos hablando de funeral con mi tía Doris; por lo menos ya tenemos un hálito de esperanza”, expresó Francisco 'Chelatío' Herrera, uno de sus hijos.

Chelato11.3(800x600)
Chelato Uclés ha sido tratado desde hace muchos año debido a la diabetes.

Y agregó: “Está inconsciente. Nos alegró un poco que no es un problema meramente cardiaco, sino del riñón. Le detectaron aquí una insuficiencia renal crónica. La noche que lo ingresamos nos dijo el doctor que si no lo entuba esa misma noche hubiese fallecido”.

El IHSS informó que el técnico, ganador de cinco títulos de Primera División de Honduras, se encuentra en cuidados intermedios con ventilación mecánica; además, presentó una descompensación renal y un cuadro anémico.

Medicos.98(800x600)
Los médicos del IHSS han estado muy atentos a la salud del entrenador hondureño.

Este jueves presentó cierta mejoría en sus parámetros, pero su pronóstico sigue siendo reservado a corto y mediano plazo. Recibe los servicios de medicina interna, cardiología y nefrología.

“Esperamos en Dios que se haga el milagro, para él no hay nada imposible”, afirmó Socorro Uclés, hermana del estratega.

La Prensa