Fernando Araújo molesto con el arbitraje: “Tenemos que ver si hay 'manitos' o manos”

El entrenador de Vida no escondió su molestia del final del juego por la mano de Miguel Valerio que Melvin Matamoros no sancionó.

Fernando Araújo, técnico del Vida, se quejó ante los medios del arbitraje de Melvin Matamoros. Foto Neptalí Romero
Fernando Araújo, técnico del Vida, se quejó ante los medios del arbitraje de Melvin Matamoros. Foto Neptalí Romero

El Progreso, Honduras.

El técnico uruguayo de Vida, Fernando Araújo, abandonó el estadio Humberto Micheletti un tanto molesto por el penal no sancionado contra Honduras Progreso pero optimista con el futuro de su onceno.

"Es una cancha difícil, que la verdad está en muy mal estado y no se puede jugar al fútbol, pero es el primer partido y por mucha experiencia que muchos jugadores tengan siempre se siente el cosquilleo", manifestó de entrada el DT para justificar el empate 1-1 en la Perla del Ulúa.

Dirigir al equipo con el promedio de edad más bajo de la Liga SalvaVida (24 años) no le inmuta puesto que "desde que llegamos acá no miramos la cédula de identidad, miramos rendimiento, hay seis jugadores más de las reservas entre 15 y 16 años que están trabajando con el primer equipo", destacó.

Haberse reforzado tanto no le hace creer que haya más presión que en el Apertura 2019 pasado: "Presión hay en este torneo, el anterior y el que va a venir... el que no sienta presión no le corre sangre por las venas; hoy nos faltaron piezas importantes como la llegada de los extranjeros, con ellos el equipo se va a ver mejor y se va a potenciar más".

Araújo no se traza algo menos que el Pentagonal final y dice que llega a este Clausura "con el mismo objetivo que cuando me senté en la primera conferencia, en el empate ante la Upnfm; el objetivo es entrar a la Pentagonal y pelear ese mini campeonato", sentenció.

MOLESTO CON EL ARBITRAJE

Fernando Araújo fue consultado por la razón que lo llevó al centro del campo a reclamarle a Melvin Matamoros, central del encuentro que concluyó 1-1.

"Fue la molestia que tenemos todos, la mano dentro del área, evidentemente tenemos que ver y saber cuál es el criterio... Si son todas las manos o algunas, si hay 'manitos' o manos para que no suceda este malestar", argumentó.

Sin embargo, aclaró que eso "es calentura del momento, se le da vuelta a la página y se piensa en lo que viene" porque así debe ser a su criterio.

Entiende que su club no haya estado tan suelto, ya que "hemos hecho un trabajo pensando en la parte física, sabíamos que el equipo iba a llegar un poco peleado con la pelota y a medida lleguen los refuerzos el equipo se va a potenciar", expresó.

Ttiene grandes objetivos con este buen plantel que le han conformado y no lo omite de su discurso: "Trataremos, es el primer objetivo, siempre igualar lo bueno y, si podés, superarlo; buscáremos entrar en la Pentagonal para superar lo anterior".