Más noticias

Boca Juniors golea a Liga de Quioto y queda a un paso de semifinales de Copa Libertadores

El equipo argentino se impuso con altura al conjunto ecuatoriano en Quito.

Boca Juniors quedó muy cerca de acceder a las semifinales de la Copa Libertadores. Foto AFP

Quito, Ecuador.

Boca Juniors, que busca su séptimo título, y Flamengo, su segundo, quedaron este miércoles de cara a las semifinales de la Copa Libertadores 2019 al imponerse en sus respectivos duelos de ida por los cuartos de final.

Al Xeneize poco le importó que jugaba a 2.850 metros de altitud, porque arrolló en la capital ecuatoriano a la Liga de Quito con un inapelable 3-0.

Ramón "Wanchope" Ábila (11 minutos), Emanuel Reynoso (47) y Luis Caicedo (81 autogol) marcaron los tantos auriazules.

Los albos de Liga terminaron encarando el duelo con diez jugadores tras la expulsión de Jefferson Orejuela, a los 45+3, por falta grave. También recibió la tarjeta roja Kevin Minda, de la banca azucena, a los 48 por propinar insultos.

El desquite se jugará el 28 de agosto en La Bombonera de Buenos Aires, donde Liga, con una corona de la Libertadores, deberá ganar con al menos 4 goles de diferencia para clasificar in extremis a las semifinales de la Libertadores.

Boca Juniors.30(800x600)
"Wanchope" Ábila celebrando su gol con Julio Buffarini. Foto AFP

En ganador de la llave jugará en la penúltima fase de la lid ante el triunfador de la serie entre el paraguayo Cerro Porteño y el argentino River Plate, el campeón defensor.

FLAMENGO, CON UN PIE EN SEMIS

En Rio de Janeiro, el Flamengo aprovechó el buen momento de Bruno Henrique, llamado a la selección brasileña para los amistosos FIFA de septiembre ante Colombia y Perú, para imponerse 2-0 al Internacional.

En la segunda mitad, el oportunismo del delantero acabó con la estrategia defensiva del colorado gaúcho, con un tanto en el minuto 75 y otro en el 79.

La victoria obliga al Internacional a una hazaña el próximo miércoles en Porto Alegre, ante un Flamengo que tiene pie y medio en la semifinal y que puede perder por hasta dos goles, siempre que marque, para acceder a la próxima ronda.

Por primera vez desde el inicio del torneo continental en 1960, la final se jugará en partido único, en esta edición en Santiago de Chile el 23 de noviembre.