Más noticias

Bayern Munich se consagró heptacampeón de la Bundesliga

Robben y Ribery le dijeron adiós al cuadro bávaro.

La plantilla del Bayern Múnich festejó por todo lo alto la obtención del título. FOTO AFP.
La plantilla del Bayern Múnich festejó por todo lo alto la obtención del título. FOTO AFP.

Múnich, Alemania.

El Bayern de Múnich se proclamó campeón de la Bundesliga por séptimo año consecutivo y por vigesimonovena vez en su historia, este sábado en la 34ª y última jornada, en la que goleó 5-1 al Eintracht de Frankfurt.

El equipo bávaro necesitaba un punto para ganar el campeonato y lo consiguió sin excesivos problemas. El Borussia Dortmund, que venció por su parte 2-0 en Mönchengladbach, necesitaba un tropiezo del Bayern, que no se produjo, y finaliza a dos puntos del campeón (78 puntos contra 76).

El francés Kingsley Coman (minuto 4) adelantó pronto al Bayern ante el Eintracht, pero en el minuto 50 Sebastian Haller igualó para el equipo de Fráncfort. En ese momento, en el que el Borussia Dortmund ya ganaba en su partido, un tanto más del Eintracht privaba virtualmente al Bayern del título, pero pronto los pupilos de Niko Kovac reaccionaron para alejar ese peligro.

El austríaco David Alaba (53) volvió a poner a los suyos por delante y el portugués Renato Sanches (58) amplió después la cuenta.

- Adiós a lo grande -

La fiesta fue completa cuando Franck Ribery (72) y Arjen Robben (78), que habían comenzado como suplentes, marcaron el cuarto y quinto respectivamente, en su último partido liguero como jugadores del Bayern.

Antes del partido, Ribery (36 años), Robben (35) y el brasileño Rafinha (33) habían sido homenajeados en un breve acto de despedida sobre el césped.

Ribery entró en el partido a la hora de juego (minuto 61). En el 72 recibió de Joshua Kimmich, se deshizo del acoso de dos rivales en el área y terminó elevando por encima del arquero visitante.

Robben, que ingresó en el terreno de juego en el 67, clausuró la goleada empujando a la red a placer un pase de la muerte de Alaba, en el minuto 78.

Tras el pitido final comenzaron las celebraciones y la tradicional ducha de cerveza, para festejar un campeonato que al Bayern le ha costado muchísimo más esfuerzo que en años anteriores.

El Bayern puede terminar la temporada con un doblete nacional, ya que el sábado 25 disputa la final de la Copa de Alemania contra el RB Leipzig en Berlín.

Con ello terminaría de borrar el mal sabor que dejó el fracaso europeo de este curso, cuando el Liverpool le eliminó en los octavos de final de la Liga de Campeones.