24/11/2022
12:14 AM

Más noticias

Evita que el motor de tu vehículo se “desbiele”

El término desbielado se utiliza para designar a un motor que está “muerto” por desperfectos que provocan que el mismo no pueda moverse ni funcionar más

Prevenir es la mejor defensa

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- Una de las reparaciones a las que más temor le tienen los automovilistas es sin duda a la del motor... por eso debes evitar a toda costa las llamadas “desbieladas”.

Casi todas las fallas y averías automotrices están ligadas a un pobre o nulo mantenimiento preventivo y ésta también es una de ellas.

“Este tipo de problemas surge por falta de aceite o de agua y ambas producen calentamiento de motor, que cuando supera lo permitido termina en un gran daño al motor”, explica el especialista en mecánica automotriz, Luis Gutiérrez.

LEE: Temporada de lluvias: ¿Por qué hay filtraciones en tu vehículo?

Pero no creas que un final de este tipo para tu motor no da señales previas de ello, pues tu tablero te lo podrá indicar cuando estás a tiempo de poner manos a la obra y evitarlo a toda costa.

“Tienes qué revisar constantemente el marcador de la temperatura y en el caso de que el vehículo cuenta con un marcador de presión de aceite, que es muy similar al de temperatura”, dice.

Para detectar a tiempo cualquier anomalía debes estar atento a las señales que te manda tu auto a través del tablero.

“Otra señal es el encendido del indicador del estado que guarda el aceite del motor, también ubicado en el tablero y el del famoso ‘check engine’”, dice.

¿Qué cómo puedes darte cuenta de que tu auto se desbieló?, Gutiérrez dice que es sencillo.

“Cuando el motor se ‘amarra’ el auto simplemente se detiene y ya no puede avanzar más; en otros casos, los menos peores que el anterior, es que tu auto siga funcionando, pero que se siente ‘arranado’, sin potencia, y comienza escucharse ruido en el depósito de aceite y después de la parte baja del automóvil”, expresa.

MIRA TAMBIÉN: Tres tipos de anticongelantes para una protección máxima

Cuando esto sucede, el daño es inminente, pero tienes la oportunidad de enviar a rectificar (reparar) ese mismo motor y no hacer el gasto de comprar uno completo y nuevo, aunque a veces resulta mejor adquirir otro por igualdad de costos.

Dentro del proceso al que se somete el motor para reparar daños de esta magnitud es el reemplazo de bomba de aceite y de metales.

No se recomienda circular un metro más a bordo de un auto con esta problemática pues podría empeorar el escenario del daño y tu inversión para repararlo.

¡Cuida tu auto... y tu bolsillo!