20/09/2022
12:05 AM

Más noticias

7 consejos para encontrar un buen taller mecánico

Encontrar un buen mecánico es tan importante como encontrar un buen dentista. El objetivo es calidad y precio justo

Redacción. Dado que las reparaciones de automóviles se están volviendo bastante costosas en estos días, es más importante que nunca encontrar un taller mecánico que ofrezca calidad a un precio justo. Entonces, ¿en quién puede confiar?

Evalúe la atención. Los mecánicos son la cara visible del taller, por lo tanto tienen que inspirarle la suficiente confianza. El respeto y el buen trato serán puntos a favor.

1. Obtenga recomendaciones: pida a familiares y amigos que le sugieran un taller en el que los hayan tratado bien y estén contentos con su trabajo.

2. Fíjese si tienen apariencia profesional: un taller limpio y organizado indica una actitud profesional. Esa actitud generalmente se traslada a otras fases del negocio, incluidas las reparaciones y el precio del trabajo.

3. Busque aprobación legal de operaciones: la mayoría de los talleres de buena reputación están formalmente constituidos como empresa.

4. Indague sobre su capacitación y certificados: estos demuestran que los técnicos mantienen su competencia técnica y están al día con los avances tecnológicos. Aunque no prueban competencia, los certificados muestran una actitud de orgullo y profesionalismo; justo lo que esperaría de un taller honesto.

5. Solicite un presupuesto detallado por escrito: después de revisar su automóvil, en el taller deben poder proporcionar un presupuesto por escrito que especifique qué está mal y cuánto costará repararlo.

6. Evite los trabajadores de bajo nivel: los talleres en un área similar generalmente experimentan gastos y costos similares. Entonces, cuando un taller le ofrece un precio que es notablemente más bajo que los demás, desconfíe. Es probable que el precio suba mucho antes de que recupere su automóvil o que obtenga una reparación que no sea satisfactoria.

7. También asegúrese de que estén cotizando la misma reparación. Por ejemplo, hay una diferencia significativa entre una unidad de segunda mano, una unidad revisada y una unidad completamente reacondicionada. Si no está seguro, ¡no tenga miedo de preguntar!