¡Lo que tu relación necesita son besos!

Los besos crean adicción; pueden ser tranquilizadores o euforizantes. Cumplen una función social, comunicativa; son señal de cariño y cercanía así como de una gran pasión

Redacción. Como hoy se celebra el día internacional del beso, te damos hoy en Amiga las observaciones sobre este acto en la pareja,

Si has dejado de besar a tu pareja porque no lo crees importante, considera que se trata de una caricia fundamental. Dejar de besar equivale a permitir que empiece a morir el amor, asegura el sexólogo David Barrios Martínez.

'Es una muerte lenta porque poco a poco vamos matando el vínculo amoroso y erótico', agrega. Mantener activa esta caricia representa múltiples beneficios para mantener saludable las relaciones de pareja, abundó el médico ex presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología.

'Decir que sólo es un evento neuroquímico creo que sería reduccionista. Efectivamente sabemos que genera una revolución química, pero el beso entre la pareja también tiene un elemento simbólico y psicoafectivo', agrega Barrios Martínez, coautor del libro Placeres y Parejas (Editorial Pax).

Para el doctor Jesús de la Gándara jefe de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Burgos (norte de España), el principal beneficio del beso es su función de apaciguamiento, pues consiguen evitar situaciones de tensión, de riña o de enfrentamiento en la familia.

‘La función de aplacamiento de tensiones que tiene el beso es extraordinariamente buena. A mi modo de ver es la primera, por encima, incluso, de la función erótica', afirma. Asimismo, recalca que los besos ‘mejoran la comunicación emocional entre las personas'.

Desde el punto de vista fisiológico, el beso ‘desencadena una tormenta bioquímica en el cerebro a una velocidad altísima. Va directo al cogollo del cerebro y activa sustancias implicadas en el placer y la recompensa: feniletilamina, catecolaminas, oxitocina, dopamina, endorfinas… Por eso los besos crean adicción y, también por eso, son tranquilizadores y euforizantes', apunta el facultativo.

La recuperación del beso se puede dar a cualquier edad de la pareja, comenta Barrios Martínez.
'El erotismo no envejece, el reenamoramiento y el amor en si mismo, tampoco, pero cuando no lo actualizamos, se van olvidando las caricias, entre ellas el beso'.

De hecho, en parejas donde hay elementos de la inhibición del deseo o ciertos asuntos que perjudican la convivencia y el afecto, 'terapéuticamente les proponemos recuperar la caricia del beso en un contexto de tranquilidad, de intimidad, de buen trato, de buen ambiente, porque, insisto, recuperar esta caricia del beso enamora y erotiza'.

No lo olvides
Si tienes una pareja estable, el sexólogo David Barrios Martínez te sugiere:
- No olvidar el cortejo y la seducción.
- Evita la rutina y el tedio. Vuelven poco estimulante el tener el beso profundo.
- Cultiva el amor intenso y el reenamoramiento a cualquier edad.