Cómo cuidar y lavar los suéteres

Mantener limpias y en buen estado este tipo de prendas es muy sencillo si no rompes las reglas

La mayoría de los suéteres deben lavarse a mano para que duren más y la tela permanezca intacta. Para lavar a mano llena un balde con agua fría, agrega unos chorros de detergente suave para ropa, sumerge el suéter y déjalo en remojo durante unos 30 minutos. Luego enjuágalo con agua fría.

Para secar, exprime suavemente el suéter (nunca escurras) y enróllalo en una toalla (como un saco de dormir o un rollo de sushi) para absorber todo el exceso de agua. Finalmente, colócalo sobre una rejilla de secado o una toalla limpia para que se seque.

Guarda los suéteres correctamente. Nunca cuelgues los suéteres. Colgarlos hará que los suéteres se estiren y formen picos en los hombros. Para almacenarlos de manera que mantengan su forma y calidad, mantén los suéteres doblados o enrollados en cajones o estantes.

Dóblalos correctamente colocándolos del frente hacia abajo sobre una superficie plana y dobla cada brazo (desde la costura de la manga en diagonal a través de la espalda del suéter). Luego, dóblalo horizontalmente por la mitad o enrolla desde el dobladillo inferior hasta el cuello.

Consejo importante: no coloques los suéteres en bolsas de almacenamiento selladas al vacío. Puede parecer que está ahorrando espacio, pero retener la humedad puede causar coloración amarillenta o moho.

Para eliminar las pelusas de un suéter puedes usar una máquina de afeitar conla prenda estirada.