¿Por qué se pelean las parejas?

Tener discusiones de vez en cuando es normal, pero si las pueden evitar será mucho mejor para ambos

María Eugenia Cáceres, profesional de la psicología, argumenta que “unos de los pilares más importantes de una relación de pareja son la comunicación y la empatía”. Si uno de los dos no es lo suficientemente empático o no es capaz de entender al otro, o si no tiene la capacidad de expresar sus opiniones de manera asertiva, difícilmente puede funcionar una relación.

Las relaciones de pareja, como cualquier otro tipo de relación interpersonal, siempre se verá enfrentada a situaciones difíciles. Es común que las parejas tengan diferencias en temas como falta de comunicación, problemas de convivencia, infidelidad, factores de conocimiento, problemas sexuales, etc. Cáceres explica que “las diferencias ocurren no solamente en las relaciones de pareja”. En general, toda relación presenta sus dificultades, ya que pueden existir diferencias en los valores, experiencias o necesidades de una persona.

Agrega que más que evitar las discusiones se puede trabajar en llegar a mejorar la forma en la que se resuelven los conflictos. No se trata de no tener diferencias, sino de encontrar la mejor forma para llegar a un acuerdo.

El no aprender a solucionar las diferencias entre las parejas puede llegar a afectar de forma individual a los miembros de la familia y ocasionar un punto de quiebre en la relación, en la cual por la acumulación de heridas emocionales puede llegar a volverse disfuncional y terminar separándose, dejando en cada uno heridas emocionales importantes, afirma Cáceres.

Por otro lado argumenta que los niños, sin importar la edad, pueden verse afectados. “Recordemos que en la infancia el hogar y el núcleo familiar son la fuente principal de seguridad”. El vivir en un ambiente tenso puede llevar a que el niño lo manifieste con problemas conductuales, indice académico bajo o culpabilidad, creyendo que pueden ser la raíz de las diferencias entre sus padres.

“Es importante aprender a reconocer sus puntos débiles; mejorar la comunicación, que es vital en toda relación, y, si es necesario, buscar ayuda profesional, siempre es bueno reconocer que se necesita”.

Consejos de la experta

1. Primero el reconocer en qué se está fallando para poder mejorarlo. Que cada uno logre identificar cuáles son las necesidades que no están siendo cubiertas.

2. Aprender a no solo hablar, sino también escuchar a la pareja. Esto es con el fin de poder comprender de mejor manera a tu pareja y tener una buena comunicación.

3. Entender que son personas diferentes y que no siempre van a pensar igual. Para una pareja es importante entender que no siempre van a estar de acuerdo con todo, y eso es parte de la relación.

4. Mejorar el manejo de emociones, la comunicación asertiva y la empatía. Una vida emocional equilibrada es la base de la felicidad. No permitas que las emociones controlen tu vida.

SR-parejas-301220.1(800x600)
María Eugenia Cáceres, Psicóloga