Para mantener tu familia sana, cuida también a tu mascota

Expertos explica el por qué los dueños de mascotas deben mantener una estricta higiene dentro de casa e incluso cuando salen a pasear con ellos para prevenir las enfermedades zoonóticas.

Pasear al perro en un lugar publico debe ir acompañado de la responsabilidad de levantar su excremento: además de un mal olor, ya que el viento transporta micropartículas que causan problemas de salud.

Las enfermedades zoonóticas son transmitidas de los animales a los seres humanos, comenta Javier Ramos, profesor del Servicio de Infectología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Y una manera de transmisión de estos padecimientos se lleva a cabo a través de sus materias fecales, ya que las heces caninas acumulan una buena cantidad de bacterias, parásitos y hongos, explica.

”Dentro de las bacterias existen salmonellas, que están relacionadas con fiebre tifoidea, además de la Escherichia coli, que produce infecciones gastrointestinales como diarrea, fiebre y vómitos”, remarca.

”Entre los parásitos se encuentran los de la especie Ascaris, los cuales producen dolor abdominal, comezón, vómitos y pueden llegar a producir desnutrición y en algunas ocasiones obstrucción intestinal”.

Las tenias son parásitos que viven en el intestino que además de provocar síntomas abdominales pueden migrar dentro del cuerpo produciendo problemas más delicados, como la cisticercosis cerebral, agrega el infectólogo.

Estos males pueden perjudicar a personas de cualquier edad, pero los de avanzada edad o que están debilitados por otras enfermedades son más susceptibles.

Si hay deshidratación, el tratamiento usualmente involucra antibióticos y sueros.”Aunque la mayoría de estos microorganismos producen una sintomatología moderada, sí pueden llegar a ser graves e incluso pueden llegar a causar la muerte debido a estos patógenos”, advierte el especialista.

Estas problemáticas se atienden frecuentemente en los sistemas de salud públicos y privados, pero desafortunadamente no existen estadísticas sobre ellas, expone Ramos.

Hay que evitar dormir con nuestros animales, llevarlos a tratamiento veterinario regularmente para que sean desparasitados, vacunarlos y manejar responsablemente las excretas al salir a la calle, recomienda.