5 reglas básicas para pasear al perro

Ya sea en el vecindario, el parque o en alguna área natural, pasear a tu perro de forma periódica es fundamental para su salud física, mental y emocional.

¿Sabías que pasear a tu perro exige ciertas responsabilidades de parte de sus propietarios?

Expertos en cuidado animal explican cuáles son los aspectos a tomar en cuenta a la hora de llevar a tu mascota a caminar, correr o jugar en un espacio público para cuidar del bienestar de otros animales y de los humanos.

1. QUE ESTÉ VACUNADO
Para que un perro pueda salir de casa es indispensable que cuente con su esquema de vacunación completo, pues las vacunas los protegen de virus, bacterias y otros parásitos.

Cuando no las tienen, enfrentan el riesgo de enfermarse o infectar a otra mascota.
'Los cachorros que no tienen el calendario de vacunación completo no pueden salir a pasear hasta 15 días después de que terminaron ese calendario ', señala la veterinaria Diana Sánchez Morín.

También los perros adultos deben contar con todas las vacunas. Además, es importante la aplicación de desparasitantes, así como medicamentos preventivos para el control de pulgas y garrapatas. De no hacerlo, se corre el riesgo de llevar estos insectos a casa y que se infecte alguno de los miembros de la familia.

2. ¿ENFERMO? ¡EN CASA!
'Los perros enfermos no pueden salir a pasear ni al frente de la casa ni al parque', subraya la veterinaria Sánchez.

Esto es importante porque pudiera ocurrir que el perro esté enfermo sin que el dueño lo sepa, lo que podría poner en riesgo a los demás animales con los que tenga contacto.

Al hablar de perros enfermos, detalla, no sólo se refiere a aquellos que tiene algún padecimiento diagnosticado.

También se deben quedar en casa los que tengan signos de estar tristes, decaídos, con falta de apetito o disminución de energía, ya que estos podrían ser síntomas de alguna enfermedad no detectada.

'Hasta no saber que no es algo infeccioso no pueden salir a la calle para que, si están enfermos, no transmitan enfermedades a otros perritos'.

3. SIEMPRE CON CORREA
Una regla de oro es que los perros siempre deben salir a pasear con su correa.
Esto es importante, en primer lugar, para proteger a tu mascota de una posible agresión o evitar que corra a la calle y sea lastimado por un vehículo.

'Aunque tu perro sea muy tranquilo, puede ser atacado por otra mascota y tu correa como propietario te sirve para jalarlo y protegerlo', indica el veterinario Luis Carrizales.

Estas herramientas también son de gran utilidad para evitar que el perro agreda a otros animales o personas.

Para ello, es necesario encontrar el collar, correa o pechera adecuada para cada mascota, de acuerdo con su temperamento y tamaño.

'Evitar problemas es fácil cuando ambos cuentan con la correa adecuada', enfatiza la veterinaria Sánchez.

4. ENTRENADOS Y SOCIALES
Aunque no es necesario que las mascotas cumplan con un entrenamiento de alto nivel, sí es importante que sean educados para obedecer a sus dueños.

'Ese entrenamiento tiene que ser desde cachorrito', dice la especialista Sánchez. 'En su casa tienen que acostumbrarlo a traer su collar, su correa y que camine a su lado, de preferencia en el lado izquierdo'.

Los dueños deben tener el dominio de su mascota, dice el veterinario Carrizales, para que sean ellos quien paseen a los animales y no al contrario.

Algunos parques tienen espacios exclusivos donde los perros pueden andar libres. La recomendación de los expertos es quitarles la correa sólo si cuentan con entrenamiento de socialización para convivir con otras mascotas.

Hay algunos perros que tienen un temperamento más agresivo que otros, ya sea porque han crecido en malas condiciones de vida o fueron víctimas de maltrato. Estos animales deben salir a pasear con una herramienta de protección especial.

'Tiene que ser un bozal de entrenamiento porque el perro, cuando camina, se va a agitar', dice la veterinaria Sánchez. 'Su manera de ventilarse es con el jadeo, entonces el bozal tiene que ser especial para que él pueda jadear'.

Con estas mascotas, además, se puede realizar la primera mitad del paseo en un lugar donde no haya perros. Y la segunda parte, cuando el can ya se haya cansado un poco, llevarlo a un lugar más concurrido.

5. RECOGE SU POPÓ
Una de las reglas más importantes al pasear a las mascotas es recoger sus desechos. Esto es fundamental para cuidar de la salud de los animales y las personas.

'Nosotros como propietarios responsables, tenemos que recoger el excremento de los perritos', indica la veterinaria Sánchez. 'Cuando no sucede eso y se queda ahí en el parque o se queda en casa del vecino, se pulveriza. O sea, se seca, se hace polvo.

'Ese polvo vuela y puede llegar a los alimentos, y en el caso de los parques, a los juegos'.
Esto pone en riesgo de infecciones a niños y adultos que pasean por la zona.
Por ello, subrayan los especialistas, siempre hay que llevar bolsas de basura.