02/07/2022
01:08 AM

Más noticias

A extraditables les destruyen plantaciones de coca en Colón

    Narcotraficantes estaban produciendo alrededor de 50 kilos de cocaína al mes antes de que comenzaran a desmantelarles las plantaciones en las montañas

    Operación. Dos miembros de la familia montes bobadilla son buscados desde 2016

    TOCOA. De extraditables que están siendo buscados por autoridades hondureñas son las 20 manzanas sembradas con hoja de coca encontradas y destruidas por la Dirección Nacional de la Policía Antidrogas (DNPA) en los últimos tres días.

    Ayer los agentes antidrogas ubicaron la segunda plantación de ocho manzanas en una montaña de Iriona, Colón, donde tenían un narcolabotario.

    La plantación se encuentra en el parque nacional Sierra Río Tinto donde tenían unos 200,000 plantas.

    El 4 de marzo les destruyeron 145,000 arbustos de coca sembrados en un predio de 12 manzanas de terreno adonde habían instalado tres narcolaboratorio para la elaboración de cocaína.

    Ambas plantaciones estaban en sitios cercanos. Según la Policía, las plantaciones de coca y narcolaboratorios pertenecen a la familia Montes Bobadilla, de los cuales uno de sus miembros ya fue extraditado a Estados Unidos por delitos de tráfico de drogas.

    Fuentes informaron que otros miembros de esa familia fueron pedidos en extradición desde 2016 y entre esos figuran en la lista Herlinda Montes Bobadilla y Tito Montes Bobadilla.

    La familia Montes Bobadilla comenzó a ser investigada desde 1998 en las zonas de Colón y según investigaciones trabajaban con los Cachiros en el tráfico de drogas. Los Montes Bobadilla eran los principales receptores de droga en Colón y los Valle Valle eran los especialistas en transportar los cargamentos a Guatemala, por lo que tenían una estrecha relación.

    Para los agentes Antidrogas no ha existido otra organización criminal más fuerte en Colón que transporta droga por vía marítima que los Montes Bobadilla y después entraron los Cachiros y otros grupos más pequeños.

    Los Montes Bobadilla han tenido el control del tráfico de drogas, sobre todo en Limón, Colón, y fueron los primeros en sembrar hoja de coca en Honduras y montar los narcolaborarios de extracción.

    La Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y la DNPA han destruido plantaciones de arbustos de coca, así como narcolaboratorios; pero el grupo criminal sigue cultivando la hoja en la montaña. Investigadores calculan que antes de que se comenzaran a destruir los narcolaboratorios y los arbustos pudieron haber producido un promedio de 50 kilos mensuales de cocaína, que les generaba buenas ganancias.