12/06/2024
07:13 AM

Proasol fortalece la nutrición escolar: Inversión en el futuro del país

El Programa Nacional de Alimentación Escolar ha destinado L1.022 millones para asegurar la nutrición diaria de más de 1,2 millones de niños en todo el país, mejorando la asistencia y el rendimiento académico

San Pedro Sula, Honduras.

El Programa de Acción Solidaria (Proasol) perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y bajo el mandato de la presidenta Xiomara Castro, ha realizado una inversión histórica en la alimentación escolar, marcando una diferencia significativa en la vida de miles de niños y niñas hondureños.

Desde su inicio, el Programa Nacional de Alimentación Escolar se ha consolidado como una estrategia transversal en Seguridad Alimentaria y Nutricional, garantizando el derecho humano a una alimentación adecuada para los niños y niñas matriculados en los centros educativos gubernamentales de prebásica y básica en todo el país.

<i>Maestros y voluntarios preparando alimentos nutritivos para los estudiantes, contribuyendo a su salud y rendimiento académico.</i>

Con un enfoque claro en la cobertura universal para el año 2030, este programa se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para el desarrollo integral de la niñez hondureña.

La Directora Nacional de Alimentación Escolar, Xenia Pineda, expresó: “El Programa de Alimentación Escolar no solo busca proporcionar una ración diaria de alimento a los estudiantes, sino que también contribuye al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 y 2, mejorando el estado nutricional de los niños, evitando la deserción escolar y dinamizando la economía local”.

<i>Entre los alimentos que Incluye la ración seca están: arroz, frijoles, harina de maíz o trigo fortificada y aceite fortificado.</i>

Más de 20,000 centros educativos beneficiados. Con una inversión récord de 1.022 millones de lempiras, este programa ha logrado intervenir en más de 20.000 centros educativos y beneficiar a más de 1,2 millones de niños y niñas de prebásica y básica en Honduras. La financiación proviene del Presupuesto General de la República, asegurando así la continuidad y sostenibilidad de esta importante protección social.

La compra y distribución de alimentos se lleva a cabo de manera transparente y oportuna gracias a un Convenio de Cooperación con el Programa Mundial de Alimentos, garantizando que cada niño y niña reciba su ración diaria con calidad y puntualidad.

<i>Niños y niñas hondureños disfrutando de una ración diaria de alimentos nutritivos. </i>

El Programa también se ha asegurado de atender a los Pueblos Originarios y Afro-hondureños, interviniendo a 96 mil niños y niñas matriculados en los centros educativos de prebásica y básica. Se cuenta con asistencia técnica de organizaciones no gubernamentales como Catholic Relief Services (CRS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Mejora de matrícula y rendimiento académico. El impacto del Programa Nacional de Alimentación Escolar se refleja en la mejora de la matrícula escolar, la asistencia de los estudiantes y en el rendimiento académico. Los resultados positivos observados desde su implementación son evidentes: una entrega oportuna de alimentos, un presupuesto sólido garantizado, y el reconocimiento internacional a la presidenta Xiomara Castro.

<i>Alrededor de 96 mil niños de los Pueblos Originarios y Afro-hondureños cuentan con su ración seca escolar.</i>

El Programa Nacional de Alimentación Escolar está garantizando una nutrición adecuada para los niños y niñas de Honduras, y también está construyendo un futuro más brillante y saludable para las nuevas generaciones. Con el apoyo continuo del gobierno y de la comunidad, Proasol sigue siendo un pilar fundamental en el desarrollo social y educativo del país.