Tegucigalpa, Honduras.

Su intensión fue salir a divertirse, pero jamás se imagino que se encontraría con la muerte. Josué Ávila Ortega, un joven de 27 años, fue hallado sin vida este domingo en Francisco Morazán, Honduras.

De acuerdo al relato de sus familiares, el ahora occiso salió ayer de su casa de habitación, ubicada en la aldea La Planca, Santa Lucía, rumbo a una fiesta.

Ávila se despidió y salió muy contento a divertirse. Horas más tarde, tras, fue apuñalado por malhechores que lo interceptaron.

Además lea: Hallan cadáver ensabanado en la capital de Honduras

Su cadáver quedó en las cercanías de un centro educativo de la zona, hasta donde llegaron familiares a reconocerlo.

Familiares mencionaron que desconocen las causas del asesinato, pues aseguran que Ávila no tenía enemigos.

Este domingo también se reportó el hallazgo de un cadáver en la colonia 28 de marzo de Tegucigalpa.

Hasta el momento se desconoce la identidad de la víctima.