28/11/2022
10:49 AM

Más noticias

Testigos ubican al alcalde de Jocón en lugar de emboscada

Afirman que dio la orden para matar al regidor Wilmer Geovany Puerto Fúnez, asesinado junto con tres de sus trabajadores.

San Pedro Sula, Honduras.

Alegando vicios de nulidad en el procedimiento por parte de la defensa del alcalde de Jocón, Yoro, Santos Gabriel Elvir Arteaga, ayer concluyó la audiencia inicial en la que se defendió de las pruebas presentadas por la Fiscalía que lo vinculan al asesinato del regidor nacionalista Wilmer Geovany Puerto Fúnez y tres personas más.

El alcalde Elvir Arteaga tenía una orden de captura por los cuatro asesinatos, dos delitos de asesinato en su grado de ejecución de tentativa y asociación ilícita y el 22 de abril tras estar prófugo varios meses se presentó ante el juzgado de jurisdicción nacional que lo envió a prisión.

La audiencia inicial comenzó a las 10:00 am y culminó en horas del mediodía. Según el requerimiento fiscal, el 27 de marzo de 2015, aproximadamente a las 6:20 am, en la carretera que conduce de Jocón hacia la aldea de Los Achotales, fue visto un vehículo Land Cruiser que era conducido por el alcalde Santos Gabriel Elvir Arteaga y como copiloto iba Douglas Dadio Sandoval Juárez, mientras que en la paila iban otros 11 hombres con vestimenta militar armados con AK-47.

En una zona despoblada se bajaron los sujetos y, según el escrito de la Fiscalía, el alcalde les dijo: “Cuidado me dejan vivo a ese perro”, al tiempo que también le ordenó a uno de los trabajadores que no le fueran a fallar, por lo que se fue del lugar.

El grupo de hombres se escondió a la orilla de la calle y cuando pasaba por el lugar en su vehículo el regidor nacionalista Wilmer Geovany Puerto Fúnez comenzaron a dispararle a él y a otras 14 personas que viajaban en el carro de paila doble cabina, dichas personas eran trabajadores que llevaba hacia su aserradero.

Los sicarios, después de dispararle al regidor Wilmer Geovany Puerto le decían: “salite perro y andate”. Los hombres en ese hecho también le dispararon a Cheiver Alexánder Ramos Fúnez, Edil Marel Almendárez Martínez y Pablo Enrique Almendárez Martínez. Otras cinco personas resultaron heridas. El 9 de agosto de 2015, con las investigaciones realizadas por agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI), hicieron allanamientos en el sector de Jocón, incluyendo la casa del alcalde Santos Gabriel Elvir Arteaga, quien no fue capturado. Junto con las órdenes de captura contra el alcalde y otros sospechosos, los agentes en conjunto con la Fiscalía hicieron otras diligencias que ayer fueron cuestionadas por el abogado Marlon Duarte, defensor del alcalde.

Duarte afirmó que es evidente la fabricación de pruebas entre el fiscal del MP y el agente de investigación, pues mientras estaban en Jocón ordenaron allanamientos desde Tegucigalpa. Como prueba, el abogado presentó ante el juez un informe en el que detalla que en término de tres horas hicieron una solicitud de allanamiento a las 9:37 am, en Tegucigalpa hicieron la solicitud y la resolución del fiscal fue hecha a las 10:15 am, ejecutando el allanamiento a las 11:05 am, en el barrio El Calvario de Jocón.

Según la defensa, las acciones fueron fabricadas para ocultar los delitos cometidos por los funcionarios el 10 de agosto de 2015, pues las horas no les coinciden y la fabricación de documentos los dejó en evidencia.

En defensa del alcalde Elvir Arteaga también declararon testigos que aseguraron que el día de los crímenes el acusado estaba trabajando en la alcaldía.

Pruebas

El Ministerio Público presentó las declaraciones de tres testigos protegidos que relataron la forma en que el regidor Wilmer Geovany Puerto Fúnez fue atacado cuando se conducía en su vehículo 3.0 doble cabina, color blanco, así como las actas de levantamiento de las víctimas que ya están incluidas en el expediente y las diligencias que realizaron los investigadores, incluyendo las actas de allanamiento que fueron cuestionadas por la defensa, pues aseguran que no se siguieron los procedimientos del caso.