29/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Sicarios vestidos de militares acribillan a dos hombres en Choloma

Los victimados eran cuñados, uno de ellos trabajaba en una empacadora de carne y el otro era ayudante de buses en el sector López Arellano.

San Pedro Sula

Un grupo de siete individuos que se hicieron pasar por policías mataron a dos jóvenes en la colonia Vista Hermosa, sector López Arellano, Choloma.

Los muertos respondían a los nombres de Walter Ariel Luque Martínez (de 22 años) y Wilson Joel Salinas (de 28), quienes eran cuñados.

Los parientes de los jóvenes que ayer llegaron a la morgue forense a reclamar sus cadáveres manifestaron que Walter Ariel era ayudante de buses y Wilson Joel trabajaba en una empacadora de carne.

Relataron que Luque Martínez trabajaba en los rapiditos que cubren la ruta de la colonia Cerro Verde de Choloma a San Pedro Sula.

Manifestaron que a eso de las 7:00 pm del jueves, el joven llegó a su casa al salir de sus labores y a eso de las 9:00 pm se acostó porque el bus en el que trabajaba era el primero que iba a salir en ruta la madrugada de ayer.

También puede leer: Ejecutan Operación Némesis VII contra bienes del exjefe policial Ricardo Ramírez del Cid

Wilson Joel Salinas también llegó a la casa en la noche y se acostó temprano porque no se sentía bien de salud porque en el trabajo se hirió un dedo de sus manos.

Relataron que a eso de las 2:00 am de ayer se despertaron porque derribaron la puerta de la entrada a la casa e ingresó un grupo de individuos encapuchados uniformados de policías que andaban puestos chalecos antibalas.

Las víctimas: Walter Ariel Luke Martínez y Wilson Joel Salinas (de 28).

Dijeron que los encapuchados al irrumpir en la vivienda gritaron: “Es la Policía, vamos a hacer un registro”, y les ordenaron a los habitantes de la casa que se tiraran al piso.

Cuando los tenían tirados en el suelo se fueron para donde estaban Walter Ariel Luque y Wilson Joel y, tras someterlos, los tiraron al suelo y les dispararon.

Además: Incautan 212 kilos de cocaína y destruyen sembradíos en Colón

Después de matar a los dos jóvenes, los homicidas huyeron.Los parientes de las víctimas dijeron que no saben por qué los mataron porque se dedicaban a ganarse la vida honradamente con sus trabajos y no tenían problemas con nadie.

Las autoridades policiales hasta ayer no tenían pistas de los homicidas.