27/11/2022
01:30 PM

Más noticias

'¿Qué haré ahora sin mi niño?”: madre del escolar asesinado

El sepelio del menor fue ayer a las 9:00 am en El Porvenir, Francisco Morazán.

Tegucigalpa, Honduras.

Tristeza, impotencia, llanto y muchas preguntas sin respuestas fueron parte del ambiente en el que se llevó a cabo el funeral del pequeño O rlin Juvenal Rodas Acosta (de 8 años), asesinado el fin de semana en la colonia Berlín, de Comayagüela.

Familiares y amigos del pequeño que cursaba el segundo grado se presentaron al cementerio general de la comunidad de Cuyulateca, El Porvenir, Francisco Morazán, para darle el último adiós.

“¿Por qué me le hicieron esto a mi niño? ¿Quién me le hizo tanto daño? ¿Qué haré ahora sin mi niño?”, son interrogantes que se hacía doña Suyapa, la madre del pequeño, y de las cuales todavía no tiene respuesta.

La madre del pequeño escolar, bañada en llanto, lamentó la maldad de la persona que le arrebató la vida a su hijo, quien soñaba con ser doctor para curar a las personas enfermas y ayudar a sus padres y hermanos a salir adelante.

“Él era un niño educado y cariñoso, no sé por qué pasan estas cosas”, lamentó una de las hermanas del pequeño.

Recordó que la última vez que habló por teléfono con Orlin “me dijo que cuando saliera de la escuela me iba a venir a visitar, que estaba alegre porque iba bien en las clases”.

El sepelio del menor se realizó a las 9:00 am de ayer en la comunidad natal de su padre.

Pesquisas

Ni el Ministerio Público ni Medicina Forense han brindado información respecto al caso de este menor, quien según sus familiares presentaba signos de abuso sexual.

Los dolientes dijeron que en los hombros del pequeño estaban marcadas las manos de su agresor y homicida, por lo que esperan que las autoridades procedan a su pronta captura.

Los vecinos del lugar manifestaron que la última vez que vieron al pequeño estaba acompañado de un joven mayor que él, quien andaba en una bicicleta, pero no lograron identificarlo.