Más noticias

Masacre frente a morgue de San Pedro Sula deja 8 muertos

Encapuchados se bajaron de dos camionetas y dispararon contra las personas que esperaban en las afueras del edificio de Medicina Forense.

Familiares de José Dilver Álvarez (42) lloran su muerte en la morgue de Medicina Forense de San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras

Fueron siete minutos de disparos, un ataque con armas de grueso calibre que ejecutaron varios hombres encapuchados que bajaron de dos camionetas y atacaron sin piedad a las personas que se encontraban frente al edificio de Medicina Forense en San Pedro Sula.

Eran las 3:30 am cuando la tranquilidad se perdió en las inmediaciones de la colonia Jardines del Valle, la balacera que perpetraron los desconocidos no solo aterrorizaba a los vecinos de la zona, sino que acababa con la vida de ocho personas de al menos 16, que a esas horas esperaban la entrega de los cadáveres de sus familiares.

Los cuerpos de cinco de las víctimas quedaron en el interior de tres automóviles que se encontraban estacionados frente a la morgue; uno debajo de un Nissan Frontier con placas PCR 6299 y dos cuerpos más a unos 50 metros de distancia, bajo el puente nuevo que empalma con la carretera a Armenta.

A las 5:00 am, agentes de Inspecciones Oculares identificaban los casquillos que quedaron en el área del ataque, eran unos 70 de diferentes calibres, informaron los investigadores.

“Estamos en las investigaciones del caso. Atacaron a las personas que esperaban la entrega del cadáver de José Luis Terreros Piedi (45), conocido como el Chino o el Hipi, que fue asesinado por desconocidos a las 10:00 pm en el barrio Los Mangos de Puerto Cortés. Pero en el ataque murieron otras personas que se encontraban en la morgue”, informó un agente de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

Las víctimas mortales del ataque fueron identificadas como Sandra Elizabeth Terrero Piedi (42), Carlos Gerardo Claros Fernández (49), Elvis Joel Miranda López (31), Edwin Eduardo Herrera Lópe, Maynor Christopher Vargas (32), José Gerardo Valladares Sabillón (23), Un desconocido entre 24 a 28 años y José Dilver Álvarez (42), empleado de una funeraria.

Preliminarmente se informó de una novena persona fallecida en el hospital Mario Catarino Rivas, pero se descartó porque ninguno de los heridos fue reportado como muerto.

Los hechos

El preámbulo de la tragedia rondaba en la familia Terreros, en menos de cinco horas sufrieron dos atentados. El primero fue en Puerto Cortés cuando a las 10:50 pm del lunes, José Luis Terreros Piedi era asesinado en una pulpería.

Heridos resultaban Jazmín Elvir Moreira (22), José Enrique Elvir Moreira (30), Anabel Moreira (55), Yulasky Elvir Moreira (23), Antonio Gómez Carranza (27) y Carlos Bustillo, los que fueron trasladados al hospital Mario Catarino Rivas.

El cadáver de Terreros fue trasladado a Medicina Forense la medianoche del lunes. Los familiares en compañía de amigos y empleados se apostaron en las afueras de la morgue esperando que el cuerpo de su pariente fuera entregado tras la autopsia. Con ellos también estaban los trabajadores de las funerarias que ofrecen sus servicios a los dolientes.

Mientras esperaban en la calle fueron sorprendidos con la llegada de dos camionetas desde donde descendió portando pasamontañas y armas de grueso calibre un contingente de unos diez hombres que comenzaron a disparar a diestra y siniestra.

Cinco de las víctimas se refugiaron en los carros, pero los encapuchados dirigieron el ataque contra ellos. Cuando los hombres apuntaban hacia los dos pick ups, José Álvarez -el empleado de la funeraria La Mejor, que por 10 años cubrió los turnos de noche en la morgue- intentó huir, se bajó del busito que conducía, pero fue atacado, le dispararon con saña y lo mataron.

“Esto nunca había ocurrido en la morgue de San Pedro Sula. Eran personas que venían a recoger un cuerpo. En el busito quedó el cuerpo de un vendedor de ataúdes. Cinco minutos antes del ataque, la patrulla de la Policía pasó supervisando, viendo el área, pero cómo se va a imaginar que esto ocurriría”, expresó Héctor Hernández, director de la morgue.

Tras el ataque, los hombres huyeron, el cuadro de muerte era desgarrador. Por la oscuridad, las autoridades en principio contaban seis muertos. Conforme las horas avanzaban y la luz del día alumbraba, los agentes encontraron, bajo el puente, dos cuerpos más, eran ocho personas las que perdieron la vida.

Hipótesis

Una disputa entre grupos rivales es una de las primeras pistas que investiga la Policía Nacional tras la masacre ocurrida en Medicina Forense ayer, así lo informó Ramón Sabillón, director de la Policía Nacional.

“La tipología de este crimen es estilo venganza. Como hipótesis basada en el modus operandi de los grupos criminales estamos bajo un caso donde hay una disputa entre dos grupos por algún elemento ilícito. Serán las investigaciones las que nos van a dar los indicios claros de lo ocurrido”, dijo el jefe policial.

La Policía informó que el atentado criminal es investigado también por enemistades de la familia Terreros, la que ha sufrido al menos cuatro atentados en un año.

Se informó que dos unidades especiales de investigación criminal y una de inteligencia militar fueron conformadas por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) para esclarecer el asesinato de las ocho personas.

“Se decomisaron los vehículos para hacer el peritaje de los mismos y establecer la trayectoria de bala, verificando cuántos impactos de bala tiene cada uno. Se han tomado algunas declaraciones y se han obtenido elementos importantes en la investigación para tener una hipótesis sobre la masacre”, dijo Elvis Guzmán, vocero del Ministerio Público.

Familiares de las víctimas llegaron ayer hasta la escena donde apesarados lamentaron el ataque en el que perdieron la vida las ocho personas.

En enero de 2014 fueron ultimados dos miembros de la familia Terrero cuando se conducía en un vehículo pick-up en el bulevar del norte de San Pedro Sula.

La violencia en Honduras deja alrededor de quince muertos diarios, según fuentes oficiales, pese a las múltiples operaciones de los cuerpos de seguridad del Estado para reducir la inseguridad.

Aclaratoria

Por un error en la publicación de las fotografías de las víctimas de la masacre frente a Medicina Forense en San Pedro Sula, se acreditó la foto de Edwin Eduardo Herrera López, como una de las personas fallecidas, cuando en realidad es un homónimo que nada tiene que ver con las víctimas.

carro.85(1024x768)