28/06/2022
01:04 AM

Más noticias

“Pido justicia, estaba morada”: padre biológico de niña golpeada hasta morir

La pequeña Estefany Dubón Gonzáles fue sepultada hoy en el cementerio de Baracoa, Cortés.

San Pedro Sula, Honduras.

“La niña estaba morada”, esas palabras fueron parte del desgarrador testimonio de José Manuel Dubón, padre biológico de Estefany Dubón, la niña que murió a causa de los golpes propinados supuestamente por su padrastro el miércoles anterior.

Dubón comentó que la madre de la pequeña no le permitía saber nada de su hija y aseguró que la última vez que tuvo contacto con la niña fue hace siete meses.

Afuera de la morgue y evidentemente afectado por la muerte de la bebé de 18 meses, comentó que él vio los golpes que su hija tenía en el cuerpo y cree que “murió de maltrato”.

Pide justicia

A su vez, cuestionó que la madre de la niña, identificada como María Luisa Gonzáles, no la haya defendido, sino que, al contrario, presuntamente encubrió a su nueva pareja.

“Yo pido justicia y que le caiga todo el peso de la ley (...) ella como madre tenía que defenderla y no lo hizo”, lamentó.

El cuerpo de la menor le fue entregado a sus parientes y su papá manifestó que el dictamen preliminar de la autopsia revela que lo que le causó la muerte fue un golpe sufrió en su frágil tórax.

Último adiós a la pequeña Estefany

La pequeña Estefany Dubón Gonzáles fue sepultada hoy en el cementerio de Baracoa, Cortés. Entre tanto, el presunto hechor del crimen, llamado Kevin Arévalo, quien fue delatado por María Gonzáles, continúa siendo bucado por la Policía.

Las indagaciones de la Policía establecen que el miércoles, durante la tarde, Arévalo castigó a la niña propinándole una golpiza. A causa de la brutalidad, la menor murió y la pareja llevó su cadáver a la aldea Puente Alto, de Puerto Cortés, donde vive la familia de la mamá de María Gonzáles.

Las averiguaciones establecen que la intención de la pareja era deshacerse del cadáver, pero al llegar a la vivienda uno de sus familiares interpuso la denuncia.