TEMAS DESTACADOS:

La Mosquitia, Honduras.

Los tres sobrevivientes de la masacre ocurrida cuando celebraban un cumpleaños en una vivienda en Palacios, municipio de Juan Francisco Bulnes, en el departamento de Gracias a Dios, relataron que el hecho ocurrió por ajuste de cuentas entre grupos criminales de la zona.

El mortal ataque dejó nueve muertos, aunque preliminarmente se informó que fueron siete. Los hombres que sobrevivieron declararon ayer ante los detectives de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) cómo ocurrieron los hechos.

Los heridos ya estarían fuera de peligro, por lo que el personal médico del centro asistencial adonde permanecen internos bajo resguardo policial autorizaron que fueran interrogados por los agentes.

La identidad de los sobrevivientes no se reveló por razones de seguridad, pero relataron que unos diez hombres vestidos con uniformes de la Policía Preventiva y del Escuadrón de Operaciones Especiales Cobras llegaron a la casa en la que festejaban un cumpleaños. Los tres hombres declararon que el ataque fue por ajuste de cuentas entre bandas criminales. Ellos admitieron que son parte de una organización criminal que opera en La Mosquitia y el ataque se lo atribuyeron a otra banda, de la cual las autoridades ya tienen información de sus integrantes.

El saldo total de muertos en el ataque fue de nueve personas, preliminarmente la Policía Nacional informó que eran siete las víctimas, de lo cuales cinco estaban plenamente identificadas.

Entre las víctimas de la masacre se identificó a Tony Erazo Torres alias Tonga, presunto cabecilla de una organización criminal ligada al narcotráfico en La Mosquitia, según informó la Policía Nacional. Las otras víctimas son Reynaldo Erazo Torres, Damián Erazo Zavala, Leiser Blanco Ocampo y Dreli Olston. Para conocer la identidad de los demás victimados, los médicos forenses harán pruebas de dactiloscopia a los cadáveres.

Evidencias

En la vivienda adonde ocurrió la masacre, las autoridades policiales encontraron un fusil 22 milímetros, dos pistolas automáticas y un radiocomunicador satelital, entre otras evidencias.

Horas después del múltiple crimen también se reportó la captura de un joven de 16 años que según la Policía habría participado en el hecho.

Los agentes de la Atic luego de tomar las declaraciones de los testigos se trasladaron al lugar de los hechos para participar en las investigaciones.

En el departamento de Gracias a Dios se estarían reactivando las bandas criminales, llevando nuevamente la violencia a ese departamento que desde hace varios meses no reportaba matanzas entre bandas rivales dedicadas al trasiego de la droga en la zona.