San Pedro Sula, Honduras.

Un nuevo hecho criminal que cobró la vida de un niño inocente sucedió la tarde de ayer en esta ciudad.

El pequeño Christopher Yurem Mejía Reconco (6) quedó en medio de una balacera que tuvieron unos hombres frente a una llantera en el barrio Concepción, de San Pedro Sula.

Según el informe policial, el ataque iba a dirigido a un garífuna conocido como el Tumbado que trabajaba en un negocio cercano a la llantera.

Cuando el individuo caminaba frente a la llantera, varios hombres armados le salieron al paso y lo atacaron a tiros hasta matarlo.

Una de las balas alcanzó al pequeño Christopher Yurem que jugaba en el patio de la llantera propiedad de su padre.

El niño quedó herido y fue trasladado al hospital Mario Catarino Rivas, pero murió cuando era intervenido en la sala de emergencias.