18/07/2024
11:40 AM

Matan a tres jóvenes en Puerto Cortés

  • 30 noviembre 2008 /

Tres jóvenes murieron de varios balazos propinados por seis individuos que se identificaron como policías.

Tres jóvenes murieron de varios balazos propinados por seis individuos que se identificaron como policías.

El triple asesinato ocurrió el viernes a las 8.30 de la noche en la colonia Los Laureles de este municipio.

Las víctimas fueron identificados como Franklin Noé Muñoz Guzmán, 17, Orlin Adalid Turcios y Saúl Aguilar, 18.

La Policía informó que está investigando para conocer el móvil del crimen. Los investigadores presumen que la acción iba dirigida contra un miembro de una pandilla apodado 'El Nadie', que resultó herido en el hecho.

Las autoridades policiales aseveraron que se están realizando retratos hablados de los hechores para su pronta captura.

El tiroteo

Testigos informaron que los ahora occisos estaban platicando frente al centro comunal de la colonia Los Laureles cuando llegaron los desconocidos.

Los homicidas les dijeron a las víctimas que eran miembros de la Policía. Los desconocidos sacaron sus pistolas y comenzaron a disparar contra la humanidad de los muchachos, que cayeron abatidos en suelo.

María Turcios, madre de Orlin Turcios, dijo que su hijo trabajaba vendiendo discos compactos musicales.

'Minutos antes del incidente pasé por el centro comunal y le dije a mi hijo que se fuera para la casa', relató la madre del infortunado joven.

Ella dijo que iba en camino a su casa cuando escuchó los disparos. 'Regresé para saber qué pasaba y miré a mi hijo tirado en el suelo', lamentó.

Al constatar que su hijo estaba aún con vida lo llevó al hospital público.

Turcios y Franklin Muñoz murieron en el Hospital de Área de Puerto Cortés mientras Saúl Aguilar murió en el acto.

El levantamiento de los cuerpos lo realizaron a eso de las 11.30 de la noche. El médico forense dictaminó que los tres cuerpos presentaban heridas penetrantes en el tórax.

En la escena se encontraron múltiples casquillos de grueso calibre.

Arturo Aguilar, pariente de Saúl, mientras esperaba que le entregaran el cuerpo en Medicina Forense en San Pedro Sula, pidió que investiguen el crimen.