03/12/2022
08:36 AM

Más noticias

Libres quedan presuntos relevos financieros de “Los Cachiros”

Al menos cinco personas habrían quedado al mando de los bienes y activos de los narcotraficantes. Tres de ellos fueron liberados en las últimas horas.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras librar acusaciones por presuntos vínculos con la organización criminal del narcotráfico “Los Cachiros”, dos mujeres y un hombre quedaron libres en las últimas horas.

Un sobreseimiento definitivo fue dictado por la Sala II en el Tribunal de Sentencias con Jurisdicción Nacional a tres presuntos lavadores de activos de “Los Cachiros”.

Hace más de un año Dennis Alexander Paz Jiménez, Vilma Aracely Paz Castellanos y Élida Leticia Paz Castellanos habían sido condenados por el delito de lavado de activos.

Puede leer: Cinco años de cárcel recibe empresaria que estafó con paquetes de viajes

Los defensores legales de los tres imputados solicitaron la medida, que fue finalmente aceptada en los tribunales capitalinos.

Aunque la organización criminal dedicada desde hace décadas al narcotráfico no tiene, en la actualidad, líderes visibles e identificados, tras que sus fundadores fueran condenados por varios delitos en Estados Unidos, las instituciones hondureñas dedicadas a la lucha contra el flagelo señalan a cinco personas de hacerse cargo de los activos de la organización.

ANTECEDENTE

De acuerdo a la relación de hechos, la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) en su Oficina Regional de San Pedro Sula, desde julio de 2016 recibió denuncia en la cual se establecía que la ciudadana Jessica María Paz Castellanos (otra de las señaladas en el caso) se dedica al lavado de activos producto de haber recibido dinero de los hermanos Rivera Maradiaga, constituyendo sociedades mercantiles con miembros de su familia con las cuales realizó grandes inversiones.

En tal sentido, las investigaciones de los Fiscales y Detectives determinaron que Paz Castellanos y personas de su núcleo familiar hicieron transacciones sobre bienes inmuebles con Marlene Isabel Cruz Quintanilla, esposa del señor Javier Rivera Maradiaga y con las sociedades mercantiles Empresa de Transporte Brisas del Aguán S.A. y Desarrollo Ecoturístico Guaymoreto S.A., representadas en escrituras por los señores Juan Ángel Maradiaga López y Midence Oquely Martínez, ambas compañías vinculadas a los hermanos Rivera Maradiaga, demostrado en los expedientes que sirven de antecedentes.

Además: Declaran culpable a director de hospital de Occidente por mala praxis

De igual manera, se comprobó, entre otras cosas, la creación de sociedades mercantiles con la misma o similar finalidad social, con los mismos socios y que operan en direcciones idénticas. Dichas empresas obtenían diversos productos financieros los cuales ingresaron al sistema bancario, dinero que no tenía causa o justificación económica o lícita de su procedencia.

En consecuencia, conforme a los análisis y estudios financieros se pudo documentar que Jessica María Paz Castellanos lavó más de 166 millones de lempiras (L. 166,457,662.30), Juan Carlos Paz Villanueva más de 196 millones de lempiras (L.196,305,795.29), Vilma Aracely Paz Castellanos más de 17 millones de lempiras (L.17,354,586.18), Denis Alexander Paz Jiménez más de medio millón de lempiras (L.545,192.64), Elida Leticia Paz Castellanos más de 800 mil lempiras (L.852,480.23) y Bridel Eduardo Rosales Brizuela, imputado que ya murió, más de nueve millones de lempiras (L9,409,646.83).

DOS SEGUIRÁN PRESOS

Continuarán guardando prisión y cumpliendo una sentencia condenatoria Jessica María Paz y su hermano, Juan Carlos Paz, considerado por el Tribunal y la Fiscalía como “relevos” y “lavadores” de los hermanos Rivera Maradiaga, narcotraficantes confesos en los Estados Unidos, y conocidos como líderes de la estructura criminal de “Los Cachiros”.

La Fiscalía demostró ante el Tribunal la forma en cómo los “relevos” de los hermanos Rivera Maradiaga tomaron mando del cártel, en el manejo de la información confidencial sobre las pistas de “Los Cachiros” y los GPS que tenían la capacidad de coordinar entradas y salidas de narcoavionetas llenas de droga.

Asimismo, según las pesquisas, sabían cuáles son las aeronaves que tenían que incinerar, los paquetes que traían su marquilla y su identificación, de los cuales unos eran para Honduras, otros para el cartel del Golfo, de la República mexicana.

De igual manera, se detalló durante el juicio donde resultaron condenados que la Fiscalía descubrió la creación y existencia de 14 empresas que abarcan el núcleo familiar de Jessica Paz Castellanos.

Entre las sociedades se destacan Importaciones Generales (IMGRAL), Transportes Rosales, Casa Di Luso, Paz y Asociados, Importaciones Cupper, Paz Robles, Rapirepuestos Japón, Agronomía, mercadeo y consultorías, entre otras, de las que se destacan Imgral y Rapirepuestos, ya que las demás solo daban referencia a un edificio donde se encontraban aglutinadas las demás. (XM)