01/12/2022
01:06 AM

Más noticias

Las últimas 48 horas del agresor de la subinspectora de policía

Wilson Pérez murió en un enfrentamiento con la policía en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

Apenas dos días pasaron desde aquella patada que le lanzó a una subinspectora de la Policía hasta su muerte, la cual fue de forma violenta y se produjo en medio de un presunto enfrentamiento con la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas.

Wilson Ariel Pérez (21), originario de Villanueva, Cortés, era el nombre del sujeto cuya imagen un tanto borrosa se difundió en las redes sociales con la intención de identificarlo y ponerlo a disposición de las autoridades, pero su búsqueda terminó con un inesperado desenlace.

Caos en el Olímpico

Todo comenzó cuando el domingo 29 de mayo, a eso de las 5:00 pm, acababa de finalizar la gran final del fútbol hondureño entre el Real España y el Motagua.

Al oír del pitazo final del árbitro central, el caos se desató cuando varios aficionados aurinegros invadieron el terreno de juego y otros cometieron aparentes actos vandálicos en las graderías.

Lo que había comenzado como una fiesta deportiva acabó convirtiéndose en un bochornoso evento, pero, al cabo de unos minutos, finalmente el equipo campeón recibió su copa y celebró con su hinchada.

Momento en el Wilson Pérez agredió a la mujer Policía.

Se difunde el video

Ahora, bien, lo que acababa de acontecer en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula no iba a pasar desapercibido en las horas posteriores al partido de fútbol.

Fue en Tik Tok que un usuario publicó el corto clic que dejaría al descubierto cómo un aficionado del Real España había agredido por la espalda a una mujer policía sin tener algún motivo aparente.

El video mostraba que la subinspectora estaba viendo hacia la cancha cuando, de pronto, el sujeto la empujó con su pie, provocando que ella se desplomara hacia la parte más baja de la gradería popular.

Las imágenes también evidenciaron que el agresor huyó pasando por delante de otros policías, quienes aparentemente no se percataron en ese momento de lo que había hecho.

Wilson Pérez también golpeó también a un árbitro, según la Policía.

Precio y foto viral

Como era de esperarse, el material visual llegó a manos de la Secretaría de Seguridad, y ese mismo día, a las 10:55 pm, la Policía Nacional ofreció una recompensa de 100,000 lempiras a cambio de información que ayudara a detener al aficionado.

Horas más tarde su perfil derecho se hizo viral, luego de que la Policía, el 30 de mayo a las 7:28 am, publicara una captura de pantalla del video que antes circuló en redes sociales diciendo “Este es el rostro del agresor de la oficial femenina”.

Imagen difundida por la Policía en Twitter.

La imagen no era muy clara y, por lo tanto, no se podía apreciar las facciones de aquel aficionado. Pasaron las horas y lo único que se supo durante esa tarde es que el sujeto había intentado abandonar el país por Corinto, pero no logró ese objetivo.

Las cámaras del Sistema Nacional de Emergencia habían captado el desplazamiento del sujeto por la ciudad en compañía de otros simpatizantes del Real España, quienes presuntamente estaban ayudándolo a huir.

Las cámaras del 911 captaron al joven.

Lo encuentran muerto

El 31 de mayo la Policía aún no tenía idea de en dónde se escondía el aficionado, pero la buena noticia era que la subinspectora Denia Michell Contreras estaba fuera de peligro y recuperándose satisfactoriamente.

Con la intención de dar con su paradero, la Policía Nacional anunció que solicitaría a la Interpol una “notificación azul”, la cual serviría para conocer información de si el aficionado emigraba o no a algún país vecino.

Pero esa determinación fue innecesaria, pues pasadas las 6:00 de la tarde se confirmó que Wilson Pérez había sido abatido a disparos y su cuerpo fue hallado en el bordo de Bella Vista.

Un elemento de la Fnamp resultó herido, según la Policía, y como evidencia se mostró un chaleco antibalas con una perforación.

Supuestamente el joven buscaba entregarse a las autoridades y llamó a un canal de televisión de San Pedro Sula para buscar apoyo ante el Comisionado de los Derechos Humanos, con quien había pactado su entrega.

Ahora, la Policía Nacional ha pasado de buscar a Wilson Ariel Pérez a intentar esclarecer cómo se produjo su muerte.