Bajo máxima seguridad tendrán a 14 pandilleros en Honduras

Los imputados comparecieron ayer bajo fuertes medidas de seguridad a la audiencia inicial en la 105 Brigada de Infantería.

Elio Guillén Gutiérrez alias el Genio, quien tenía orden de captura por varios delitos, es uno de los cabecillas de la pandilla, junto a Olvin Reynaldo Arriaga, alias el Porking, acusado del asesinato de dos menores.
Elio Guillén Gutiérrez alias el Genio, quien tenía orden de captura por varios delitos, es uno de los cabecillas de la pandilla, junto a Olvin Reynaldo Arriaga, alias el Porking, acusado del asesinato de dos menores.

San Pedro Sula, Honduras.

Custodiados por seis patrullas de la Policía Nacional y Militar fueron trasladados ayer los integrantes de la pandilla 18 del Centro Penal a la 105 Brigada, donde se celebró la audiencia inicial por el proceso penal que se les sigue por cinco delitos.

El portón del presidio se abrió a las 8:36 am para que el automóvil blindado en que transportaban al Genio y su “comitiva” llegara puntualmente al Juzgado de lo Penal, donde se presumía que sería la audiencia.

Al llegar al tribunal se notificó que la audiencia sería en la 105 Brigada de Infantería ante un juez con jurisdicción nacional, programada para las 9:00 am, pero inició con aproximadamente dos horas de retraso.

Antes de la causa, los imputados permanecieron varios minutos dentro del automóvil custodiado por un numeroso grupo de policías preventivos, penitenciarios y militares. Luego fueron llevados a la sala donde se desarrolló la segunda fase del proceso penal, pero los defensores de los acusados pidieron al juez hablar con ellos, tiempo que les fue concedido.

La acusación

Quienes comparecieron ante el juez fueron José Eduardo Mendoza, Carlos Roberto Maradiaga Medina, Enrique Otoniel Reyes Fúnez, Elio Guillén Gutiérrez, Nelson Arnulfo López Martínez, Saúl Bertilio Cabrera, Rudy Alberto Rodríguez Solórzano, Wilson Omar Méndez Barrera, José Manuel Sánchez Rodríguez, Jairo Yovany Bulnes Zelaya, Manuel Eduardo Padilla Juárez, Olvin Reynaldo Arriga Baca, Henry David García Avilez y Jesús Leonidas Pérez López.

Ver además: Pandilleros ofrecieron L6 millones por quedar libres

Los imputados fueron acusados por el Ministerio Público de asesinato en su grado de ejecución de tentativa, tenencia ilegal de armas de fuego prohibidas y comerciales y munición de guerra, uso indebido de uniformes e insignias de uso policial y militar, adquisición de vehículo robado y asociación ilícita.

A Olvin Reynaldo Arriga Baca se le amplió la acusación por asesinato en perjuicio de los menores Anthony Osmán Castellanos Raudales y Luis Edgardo Hernández, ambos amigos y residentes en la colonia La Pradera, de San Pedro Sula; por dicho delito tuvo que someterse a otra audiencia.

Durante la causa, los defensores de los imputados alegaron que el Ministerio Público no individualizó a quién se le decomisó cada arma, quién disparó contra los policías militares y quién conducía los carros que tenían reporte de robo.

Las pruebas presentadas por la Fiscalía fueron las declaraciones de testigos y las actas de decomiso y de inspección de cada uno de los imputados. En el caso de Olvin Reynaldo Arriga Baca, alias el Porking, acusado del asesinato de los menores, se presentaron como pruebas los indicios encontrados en la casa donde fueron torturados los niños, así como la declaración de un testigo protegido que lo identificó como la persona que los sacó de la casa de Héctor Alejandro Medina Alcerro, alias el Tío, los metió en la cajuela de un Toyota Corolla verde y los llevó a la cañeras, en la 33 calle, cerca del estadio Olímpico.

El juez con jurisdicción nacional dictó una resolución favorable al Ministerio Público con un auto de formal procesamiento con prisión preventiva y ordenó su traslado inmediato a la cárcel de máxima seguridad en Támara, Francisco Morazán.

Dentro de 60 días será la próxima audiencia en que la Fiscalía formalizará acusación para que la causa se eleve a juicio oral y público.

El domingo anterior fueron capturados los miembros de la pandilla 18 en la colonia Callejas luego de enfrentarse con una patrulla militar en la que tres mareros fueron abatidos y cuatro militares resultaron heridos. A los arrestados de les decomisaron armas de grueso calibre, granadas, pertrechos militares e indumentaria policial, así como varios celulares.

La Prensa