15/06/2024
12:39 AM

Pareja es asesinada a machetazos por vecino en aldea La Jutosa, Choloma

  • 06 marzo 2024 /

El homicida primero atacó a Juana Antonia Lemus y después le dio muerte a su esposo cuando quiso defenderla.

Choloma

Un individuo que supuestamente andaba drogado y bajo los efectos del alcohol mató a machetazos ayer a una pareja en la aldea La Jutosa.

El hecho en el que murieron Nicolás Melgar (de 60 años) y su esposa Juana Antonia Lemus Murillo (de 56) ocurrió a eso de las 8:00 am, según lo relatado por vecinos de la zona. Una hora después de que se suscitara el crimen, agentes de la Policía capturaron en la zona de La Jutosa al homicida de los esposos.

Capturan a extraditable en Guayape, Olancho

El capturado fue identificado como Eduardo Benítez (de 38), quien al momento de ser requerido por los agentes intentó suicidarse con el arma que portaba infiriéndose dos machetazos, uno en la espalda y otro en una de sus manos.

Tras ser sometido por los agentes, Benítez fue llevado en una patrulla al hospital Mario Rivas para que recibiera atención por las heridas que sufrió.

Eduardo Benítez, supuesto homicida de la pareja, fue capturado.

De acuerdo con lo relatado por testigos, el individuo andaba con machete en mano en estado de ebriedad y supuestamente drogado deambulando por la calle.

Benítez, según los testigos, primero quiso agredir con el machete a un muchacho, quien se salvó porque logró huir del agresor.

Después, el individuo se fue hacia arriba de la aldea con el machete en mano y encontró a doña Juana Antonia Lemus Murillo, a quien empezó a amenazar.

Decomisan un arsenal de armas en residencial de San Pedro Sula

Cuando la mujer caminó rumbo a su casa fue atacada por la espalda a machetazos por el individuo. En esos momentos salió de su casa don Nicolás a defender a su esposa. El sexagenario también fue atacado con el machete por el homicida hasta quitarle la vida.

Los familiares de la pareja manifestaron que doña Juana Antonia venía de la pulpería de comprar los productos que necesitaba para hacer unos tamales que iba a vender con el objetivo de ajustar el dinero de una operación que necesitaba su esposo.

Los vecinos describieron a los esposos como personas tranquilas que no tenían problemas con nadie, por lo que su muerte tiene conmocionados a los habitantes de la aldea La Jutosa. Parientes dieron a conocer que las víctimas procrearon 14 hijos.